Sin leyes secundarias INE no se detiene: Córdova

El presidente del Instituto Nacional Electoral dijo que aunque desean contar con un marco normativo "pronto y bien hecho" el INE trabaja en la integración de sus comisiones.
Lorenzo Córdova Vianello, rindió protesta como el nuevo presidente del Instituto Nacional Electoral (INE).
Lorenzo Córdova Vianello, nuevo presidente del Instituto Nacional Electoral (INE). (Notimex)

Ciudad de México

La falta de una legislación secundaria no puede detener el trabajo del Instituto Nacional Electoral (INE), por lo que es fundamental contar con un marco normativo pronto y bien hecho que responda las necesidades que existen, aseguró el consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello.

En entrevista, dijo que lo más pertinente en términos de la legislación secundaria es lograr un trabajo pronto y bien hecho que resuelva las preocupaciones que prevalecen por la reforma constitucional y resuelva los retos a los que hoy se enfrentan.

"De nada nos sirve tener reglas electorales pronto si estas no resuelven las preocupaciones que muchos hemos externado y que muchos seguimos tendiendo en el ámbito de la reforma constitucional, pero que nos llegue en 2016 no nos sirve de mucho porque el desafío es inmediato", señaló.

En este sentido destacó la importancia de que en tanto se concrete la legislación secundaria, el órgano electoral debe trabajar en la conformación de las comisiones que deben estar integradas lo antes posible para que las tareas sustantivas de la institución continúen.

Asimismo garantizó que la conformación de este esquema de trabajo estará fundamentado en la experiencia y el profesionalismo de los consejeros electorales y no en cuotas o preferencias partidistas. "El sesgo partidista es un sesgo con el que no va actuar esta institución".

Por su parte el consejero Arturo Sánchez manifestó la importancia de que estas decisiones sean asumidas con plena responsabilidad, anticipando que con la nueva ley electoral deberá haber modificaciones y ajustes.

Sin embargo, confió en que el marco normativo que se concrete en el Congreso de la Unión cuente con las ideas y el respaldo de todas las fuerzas políticas y, en especial, que tenga la medida justa para que el INE desempeñe de la mejor manera sus nuevas funciones y atribuciones.