INAI ordena a SNTE abrir cuentas bancarias

El INAI ordenó al SNTE publicar información correspondiente a las cuentas bancarias sindicales con recursos públicos, mismas que en 2012 utilizó Elba Esther Gordillo para lavar dinero.
El titular de la SEP y el líder del SNTE coincidieron en que la educación no debe ser un campo de disputas políticas.
Juan Díaz de la Torre, secretario general del SNTE. (Especial)

Ciudad de México

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación deberá informar a cuánto asciende el monto de recursos públicos que actualmente hay depositados en las cuentas bancarias, mismas que en 2012 utilizó la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo para desviar dinero.

Así lo ordenó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales al resolver el recurso de revisión presentado por un particular, a quien el SNTE había negado la información con el argumento de que las cuentas 5637017000001663 y 5637017000003616 del banco Santander no pertenecían a la agrupación gremial y por lo tanto, no podía entregar los datos solicitados.

El 17 de junio de 2016, un ciudadano ingresó una solicitud de información en la que pedía conocer “cuánto dinero existe actualmente en las cuentas del SNTE 5637017000001663 Y 5637017000003616, ambas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación”, pero ante la negativa de la organización gremial, el ciudadano interpuso un recurso de revisión.

En la sesión del INAI, la comisionada Patricia Kurzcyn, cuya ponencia elaboró la propuesta de resolución del recurso de revisión, precisó que en el análisis de la información hecho por el instituto, se encontró un boletín de prensa de la Procuraduría General de la República (PGR) en el que se mencionaban esos números por ser las cuentas bancarias de donde Elba Esther Gordillo desvió recursos hasta por dos mil 600 millones de pesos.

Esas dos cuentas forman parte de otras 80 que la PGR investigaba y en donde encontró operaciones inusuales durante el periodo del 2008 al 2012, pues “se desviaron sistemáticamente recursos de las cuentas de los trabajadores de la educación, obviamente del sindicato, a cuentas de personas físicas que posteriormente fueron retirados en gran parte mediante cheques de caja y transferencias, triangulando recursos a cuentas de personas físicas y morales, nacionales y extranjeras”, según la explicación del entonces procurador Murillo Káram.

Con esa investigación de la PGR, se concluyó “la participación de la señora Elba Esther Gordillo Morales en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita a partir de los siguientes elementos ya detectados”.

La transcripción de esa conferencia de prensa fue un elemento para que la comisionada del INAI asegurara que “el sujeto obligado no atendió de manera adecuada la solicitud de información al no realizar la búsqueda respectiva y limitarse a indicar que las cuentas no son del sindicato”.

Por lo tanto, el pleno del INAI revocó la respuesta del SNTE y ordenó que el sindicato informe sobre los recursos públicos depositados en esas cuentas, no así de recursos provenientes de cuotas sindicales de los agremiados.

Además, Kurczyn destacó que el SNTE incurrió en una omisión por no investigar exhaustivamente si esas cuentas pertenecían al sindicato y responder de manera apresurada que no tenía conocimiento de ellas, a pesar de haber sido el primer sindicato en firmar un convenio de colaboración con el INAI para garantizar la transparencia en sus actos.

“Cabe señalar que no se tiene constancia de que la Unidad de Transparencia haya ordenado la búsqueda en todas las áreas competentes; es decir, nunca se activó el procedimiento establecido en la Ley Federal de Transparencia, por lo que queda claro que no se tomaron las medidas necesarias para localizar lo solicitado”, argumentó la comisionada Kurczyn.

Agregó que “en un principio de máxima publicidad, si las cuentas fueron del sindicato y habían estado ya cerradas y ya estaban canceladas, a lo mejor el sindicato tendría que haber informado que esas cuentas ya no existían, que habían pertenecido al sindicato, pero que  ya no lo eran. Sin embargo, en ese sentido, fue omiso”.

La resolución obliga al SNTE a que realice una búsqueda exhaustiva en todas las unidades competentes, sobre todo el Comité Ejecutivo Nacional, el Colegio Nacional de Administración y Finanzas y el Comité Nacional de Vigencia, Transparencia y Rendición de Resultados, para que “en caso de localizar la información correspondiente entregue el documento que dé cuenta de los recursos públicos que obran en las cuentas de banco referidas por el particular y cuyos números coinciden exactamente con aquellos que da la PGR en un boletín de prensa”.


jmac