INAI apoya negativa de SNTE de abrir datos de sus inmuebles

El INAI respaldó la decisión del SNTE de no entregar la lista de inmuebles de su propiedad en México y el extranjero con el argumento que no fueron comprados con recursos públicos.
La SNTE brindará asesoría jurídica a los profesores sin evaluación que deseén ir a juicio.
El secretario general del SNTE, Juan Díaz de la Torre. (Ana Ponce)

Ciudad de México

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) respaldó la decisión del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de no entregar la lista de inmuebles de su propiedad en México y el extranjero, así como los datos del valor comercial, año de adquisición, su ubicación y el tipo de edificio que es.

Ante una solicitud de información, el SNTE argumentó que sus propiedades no están relacionadas con recursos públicos por lo que reservó dicha información.

Aunque en el pleno del INAI de manera inicial se propuso revocar la respuesta por haber hecho una mala interpretación de la Ley de Transparencia y no cumplir con la obligación de actualizar y facilitar el acceso en forma directa o electrónica al inventario de bienes muebles e inmueble en posesión y propiedad, después de la discusión, la mayoría de comisionados votó por clasificar dicha información y darle la razón al sindicato.

Para el comisionado Joel Salas, quien había propuesto revocar la respuesta del SNTE y obligarlo a entregar la información, el sindicato debió precisar la relación de bienes que posee mediante la acreditación respectiva de la fuente de origen y destino final y en el caso de los obtenidos mediante la erogación de recursos privados, debió ofrecer evidencia o probanza al respecto.

Además, dijo que debe rendir cuentas sobre los bienes inmuebles a título oneroso o gratuito, arrendamiento o comodato que recibió para el cumplimiento der sus fines.

Sin embargo, el resto de comisionados presentes en la sesión rechazaron la argumentación de Salas y explicaron que la ley establece que los sindicatos deben ser transparentes solamente con lo relacionado con los recursos públicos, por lo que dieron la razón al SNTE al negar los datos requeridos.

"En nuestra consideración, dicha obligación de transparencia, se constriñe a aquella, transparencia y el ejercicio de los recursos públicos que le han sido transferidos por cualquier vía a los sindicatos. Es decir, no se encuentra vinculado a la totalidad el patrimonio de la organización sindical", dijo la comisionada presidenta Ximena Puente, para adherirse a las consideraciones de los otros comisionados.