IMSS aporta pruebas contra Oceanografía

Desde 2010 se han iniciado más de 100 "actos de autoridad" que involucran a otras firmas; pendientes de resolución, 10 juicios relacionados con los ejercicios fiscales de 2007 a 2013.
José Antonio González Anaya, director del Instituto Mexicano del Seguro Social.
José Antonio González Anaya, director del Instituto Mexicano del Seguro Social. (René Soto)

México

El Instituto Mexicano del Seguro Social informó que coadyuva en las investigaciones que lleva a cabo la Procuraduría General de la República en torno a las irregularidades detectadas desde 2007 en la empresa Oceanografía en el pago específico de las cuotas obrero-patronales.

"En los últimos años, el IMSS ha detectado inconsistencias en los registros, salarios y pagos por parte de Oceanografía y de diversas empresas relacionada con ella, lo que ha llevado a realizar múltiples actos de autoridad, que han sido objeto de impugnación ante los tribunales por parte de dichas compañías".

El IMSS detalló que "desde 2010 se han realizado más de 100 actos de autoridad (auditorias e investigaciones) que involucran a empresas relacionadas con Oceanografía.

"Tan solo en 2013 se llevaron a cabo más de 30 actos de autoridad, cuya resolución se encuentra en proceso. Están pendientes de resolución 10 juicios relacionados con los ejercicios fiscales de 2007 a 2013".

El instituto aclaró que son los patrones quienes tienen la obligación de inscribir a sus trabajadores en el IMSS, registrar sus salarios reales y pagar las cuotas obrero-patronales. Aunque existen algunos conceptos que, por ley, pueden excluirse de la integración del salario base de cotización (artículo 27 de la Ley del Seguro Social), en algunos casos se ha utilizado estas excepciones de manera agresiva".

El IMSS "ha estado y seguirá comprometido con el bienestar de los trabajadores y con asegurar el pago correcto de las cuotas". Esto en relación con el anuncio del gobierno federal de garantizar que aproximadamente 10 mil empleados mantengan asegurados sus derechos y, de ser posible, hasta sus empleos; además, se busca la recuperación de los fondos para resarcir daños.

Sin dar detalles del más de centenar de actos de autoridad, el Seguro Social precisó que desde que se recibieron diversas denuncias vinculadas al registro irregular de los trabajadores se comenzó todo un proceso de investigación y auditoría, por parte de la Contraloría Interna, la Secretaría de la Función Pública y la PGR que están asentadas en averiguaciones previas y algunas de las cuales han sido impugnadas por resultantes favorables a Oceanografía y demás empresas con las que tiene vinculos.

El IMSS constató, a través de denuncias de trabajadores, que la compañía mexicana especializada en la industria petrolera y servicios integrales de ingeniería, mantenimiento de estructuras marinas, inspección e instalación, entre otros aspectos, solía registrar con un salario menor a una gran cantidad de trabajadores, lo que derivó en perjuicio de los mismos al sufrir algún tipo de accidente o un foco de enfermedad y presentarse juicios por incapacidad laboral.

Además, Oceanografía se valía de las llamadas outsourcing para contratar personal con salarios menores y sin contar con las prestaciones de ley.

El IMSS dio a conocer ayer por la tarde dicha información luego que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, asegurara que el caso de Oceanografía está vinculado con lavado de dinero.

La investigación puso al descubierto la falsificación de cuentas que se presentaron a Pemex con la finalidad de que dicha empresa obtuviera prestamos del grupo Banamex y Citigroup, por 360 millones de dólares.

El atecedente

En enero pasado, MILENIO publicó que la SFP investigaba a la empresa por diversas irregularidades encontradas en Pemex.

Iban desde incumplimientos en los montos de las fianzas a pagar por los contratos asignados hasta la existencia de cuando menos cinco convenios modificatorios de contratos.

Estos acuerdos elevaron sustancialmente el costo original pactado, y generaron una presunta afectación por casi 3 mil 400 millones de pesos. Citigroup acusó también a la firma mexicana de cometer un fraude en su contra por 400 millones de dólares.