Asume María Marván presidencia del IFE

Es la primera mujer en ocupar dicho cargo, en el que sustituye al también consejero electoral Benito Nacif. Tras rendir protesta se pronunció contra la reforma política aprobada en el Senado.
María Marván, primera mujer en presidir el IFE
María Marván, primera mujer en presidir el IFE (Notimex)

Ciudad de México

La consejera electoral María Marván Laborde asumió este miércoles la presidencia provisional rotativa del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE), para el periodo comprendido del 4 de diciembre de 2013 al 7 de enero de 2014.

Durante la sesión extraordinaria del Consejo General del IFE convocada para tal fin, Marván Laborde dejó en claro, en su primer mensaje ya como presidenta provisional del IFE, que "el momento para esta toma de posesión es crítico y no tiene ningún sentido ocultarlo".

Marván Laborde, quien sustituye en el cargo al consejero Benito Nacif Hernández, es la primera mujer en ocupar la presidencia del Consejo General del instituto en sus 23 años de historia.

Después corresponderá al consejero Lorenzo Córdova Vianello asumir la titularidad del IFE, del 8 de enero al 4 de febrero de 2014, y posteriormente tocará el turno al consejero Marco Antonio Baños Martínez, del 5 de febrero al 4 de marzo de 2014.

Esto, como resultado del acuerdo aprobado el 31 octubre pasado, tras la salida, un día antes, del consejero presidente Leonardo Valdés Zurita y de los consejeros Alfredo Figueroa Fernández, Macarita Elizondo Gasperín y Francisco Guerrero Aguirre.

Ya como presidenta provisional del Consejo General del IFE, Marván Laborde criticó la determinación de crear un Instituto Nacional Electoral "bizarro", que "tira" todo lo que se ha avanzado en materia electoral durante los últimos 23 años.

Lamentó que la reforma político-electoral aprobada en el Senado se haya convertido en una ficha de cambio para una reforma energética que nada tiene que ver con la vida democrática del país.

La nueva presidenta aseguró que esta reforma no responde a una necesidad de perfeccionamiento del desarrollo democrático del país, sino a intereses políticos de los partidos, al pasar de un modelo sencillo y claro a otro diáfano y carente de certeza.

Sin embargo, el representante del PAN ante el órgano electoral, Rogelio Carvajal, difirió de la percepción de la consejera presidenta, y precisó que la reforma política aún no se concreta, ya que falta la aprobación por parte de la Cámara de Diputado y de la mayoría de los congresos locales.

Aseguró también que esta reforma avanza hacía la profesionalización del sistema electoral en México, y destacó los grandes avances que se consolidaron a nivel político como es la reelección legislativa.