Dan segunda oportunidad a Enrique Kato

Raúl Montoya Zamora, magistrado presidente del Tribunal Electoral del Estado, informó que el presidente del IEPC tendrá 24 horas de plazo para reestablecer el cargo de Citlalli Arreola del Río.
Enrique Kato, presidente del IEPC en Durango.
Enrique Kato, presidente del IEPC en Durango. (Gilberto Lastra Guerrero)

Durango, Durango

Dan segunda oportunidad al presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, Enrique Kato, luego de desacatar una sentencia del Tribunal Electoral de Durango.

El magistrado presidente del TEE, Raúl Montoya Zamora, al finalizar la sesión pública donde se trató el tema de Citlalli Arreola del Río, secretaria ejecutiva del IEPC como laboral, cuando se violentaron sus derechos políticos por ser el instituto un ente de Gobierno.

"Las consecuencias están previstas en la Ley, en la Constitución, hay consecuencias de de índole político, penal y administrativo.

"Los jueces de este país tenemos el deber de también solucionar los problemas y no crear más por medio de nuestras resoluciones".

Entonces, esperemos que no suceda esto. Confío en que la autoridad va a analizar el fallo y lo va a cumplir en sus términos, porque al jurar la protesta y guardar y hacer guardar la Constitución".

Dio a conocer que le dan 24 horas para que Arreola recupere su cargo, de lo contrario podría haber sanciones penales, de juicio político y administrativas.

Incluso la remoción de todos los consejeros por desacatar sentencias.

"Le damos un plazo de 24 horas para cumplir nuestra determinación y destacar que a pesar de tener expeditos los medios de impugnación, no se hizo uso de ningún otro".

"Porque quisimos dialogar por medio de la sentencia con la autoridad electoral, ellos estaban entendiendo la controversia de una manera distinta, trataban de darle cauce como si fuera un asunto laboral y no de derechos políticos".

Pero fue claro al referir que serían luego de las votaciones del próximo junio.

"Los jueces de este país tenemos el deber de también solucionar los problemas y no crear más por medio de nuestras resoluciones".

"En este sentido esperamos que con este fallo, la autoridad genere conciencia sobre el deber que acatar nuestros dictámenes".