Aduanas y albergues, las tareas de Mayans

Miguel Ángel Osorio, titular de Gobernación, pide resultados concretos a corto y mediano plazo para alcanzar la estabilidad en la zona.
Humberto Mayans y Miguel Ángel Osorio Chong.
Humberto Mayans y Miguel Ángel Osorio Chong. (Mónica González)

Ciudad de México

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, designó a Humberto Mayans como coordinador de Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, encargado de operar los cambios en los 12 cruces internacionales con Guatemala y Belice, transformar las aduanas y mejorar los albergues para proteger a los migrantes.

Osorio Chong pidió resultados concretos en el corto y mediano plazo y para ello solicitó el apoyo a Mayans Canabal por parte de los secretarios de Estado, así como de los gobernadores y alcaldes de Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Tabasco.

El nuevo funcionario de Gobernación –quien ya solicitó licencia a su cargo de senador– se encargará de articular los trabajos de las dependencias federales y los gobiernos locales, así como la sociedad civil, y expresó que el objetivo es “hacer de la frontera sur un espacio de estabilidad y gobernabilidad”.

En tanto, Osorio dijo que la formación y experiencia del tabasqueño le darán eficacia y responsabilidad en su función, y recordó que el compromiso del gobierno es garantizar la seguridad del país, la protección de los derechos humanos y el desarrollo de la frontera sur.

Agregó que esta nueva coordinación, que estará adscrita a Gobernación, “favorecerá una comunicación y colaboración más cercana con los estados fronterizos, que nos permita atender eficaz y oportunamente el fenómeno migratorio”.

El nuevo funcionario ofreció trabajar para construir una frontera próspera y segura.


El titular de Gobernación recordó que el presidente Enrique Peña anunció el pasado 7 de julio en Catazajá, Chiapas, el Programa Frontera Sur, que además de las acciones en las instalaciones fronterizas de México incluye ampliar la colaboración con Centroamérica para el resguardo y repatriación de los migrantes, “así como la disminución de las condiciones que alientan el fenómeno migratorio”.

En la vertiente de seguridad, el plan para la frontera sur establece el fortalecimiento de acciones contra el crimen y el intercambio de inteligencia con otros países para atacar a los grupos de la delincuencia organizada, para proteger y dar certidumbre a quienes cruzan la frontera.

Durante el anuncio oficial de su nombramiento, Humberto Mayans afirmó que por primera vez un presidente de la República comprende cabalmente la realidad del sur-sureste y la franja fronteriza, y responde con una visión moderna porque, lamentó, esa zona del país había sido una región poco comprendida y atendida.

Consideró que mejorar la vida de quienes transitan por la frontera, particularmente los centroamericanos y menores migrantes no acompañados que representan una emergencia humanitaria, implica incrementar la capacidad de respuesta del Estado mexicano.

Mayans ofreció trabajar para construir una frontera próspera y, en consecuencia, segura al incrementar las oportunidades de empleo, fomentar las inversiones, fortalecer la cohesión social y la integración, así como la corresponsabilidad con los países de Centroamérica.