Hacienda ofrece 'sacar las manos' de Pemex y CFE

Propone que las empresas tengan suficiente libertad para elegir sus planes de financiamientoy elaborar sus presupuestos, aunque siempre deberán apegarse a un límite de endeudamiento.
Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, y Luis Videgaray, titular de Hacienda, en la conferencia.
Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, y Luis Videgaray, titular de Hacienda, en la conferencia. (René Soto)

México

En el último día del periodo ordinario de sesiones, el Poder Ejecutivo presentó ante el Senado la legislación secundaria de la reforma energética en una iniciativa que, a decir del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, hará que la dependencia a su cargo se mantenga al margen y deje de meter las manos en Petróleos Mexicanos (Pemex) y en la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"Es hora de que Hacienda saque las manos de Pemex y de la CFE", dijo de forma contundente el encargado de las finanzas públicas del país, quien explicó que una de las propuestas es que esas entidades tengan la suficiente libertad para elegir sus planes de financiamiento y elaborar sus presupuestos, aunque siempre tendrán que apegarse a un límite de endeudamiento.

A su vez, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, detalló que la iniciativa contempla 21 leyes agrupadas en nueve bloques, de las cuales ocho son nuevas y 13 se modifican.

En conferencia de prensa realizada en Palacio Nacional, señaló que son cinco ejes rectores del paquete de reformas a la legislación secundaria. En el primero se reafirma que los hidrocarburos que se encuentran en el subsuelo siguen siendo propiedad de la nación.

En el segundo se manifiesta la libre concurrencia y la competencia entre empresas del Estado y privadas en todas las actividades, que son exploración, producción, transformación, logística y electricidad, a fin de beneficiar a los consumidores.

Pero este segundo con la excepción de la venta al público de gasolinas, la cual se hará con "gradualidad", conforme se vaya construyendo la infraestructura y se concreten las condiciones efectivas de competencia, indicó Joaquín Coldwell.

Como tercer eje está el fortalecimiento de las empresas públicas y de los órganos reguladores, refiriéndose a la Comisión Reguladora de Energía, a la Comisión Nacional de Hidrocarburos y a la Secretaría de Energía.

El cuarto hace énfasis en la transparencia y rendición de cuentas, "a lo largo del proceso de adjudicación y administración de los contratos inherentes a las actividades extractivas de hidrocarburos".

El quinto es la protección del medio ambiente y el fomento de las energías limpias.

Tres iniciativas ya fueron turnadas a la Cámara de Diputados para su revisión, pues se trata de asuntos en materia de egresos e ingresos.

Además, como parte de las respuestas a algunas de las preguntas que el cineasta Alfonso Cuarón planteó al gobierno federal, el secretario de Energía señaló que "(La) reducción de las facturas de luz y precios de gas (se verá) a más tardar dos años después de la fecha de entrada en vigor de la legislación secundaria. Esta no es una reducción voluntariosa, populista o por decreto, es una sostenida como resultado de que bajarán los costos de producción y de generación, por lo tanto ocurrirá conforme se lleven a cabo las inversiones en gas y en electricidad."

En tanto, Luis Videgaray respondió al cineasta que "quienes argumentan que Pemex debe desarrollar el sector por sí mismo, están justamente optando por el mismo modelo insostenible que llevó a la crisis de 1982. Es justamente por ello que la reforma energética propone dar la vuelta a la caída de la producción de petróleo e impulsar el desarrollo del sector, pero sin recurrir a un mayor endeudamiento público."

"Mejor calidad"

Rodrigo Alpízar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, dijo que las leyes presentadas por el Ejecutivo permitirán detonar la inversión público-privada en áreas estratégicas de exploración, refinación y producción de hidrocarburos en México, trayendo consigo una mejor distribución, calidad y precios de los insumos energéticos.

"Serán un impulso a la competencia entre empresas del estado y particulares tanto en los rubros de exploración y producción, transformación, logística y electricidad", consideró.