Quiere Madero otro debate con Cordero

"Estoy al 100", dijo el candidato a la presidencia nacional del PAN, después de que el pasado viernes le retiraran un trozo de disco de la columna vertebral.
Gustavo Madero ofreció una conferencia de prensa acompañado de Santiago Creel y Marco Cortés.
Gustavo Madero ofreció una conferencia de prensa acompañado de Santiago Creel y Marco Cortés. (Tomada de Twitter / @raultortolero1)

Ciudad de México

Gustavo Madero, candidato a la presidencia del PAN, solicitó a su oponente a la dirigencia nacional, Ernesto Cordero, que se realice otro debate, pero esta vez en televisión abierta, con el fin de que cualquier ciudadano pueda escuchar las propuestas de cada postulante.

"Así no va a haber excusa (para poder verlo) de que nada más está en Internet", dijo Madero.

Al reaparecer ante los medios de comunicación después de que el pasado viernes fuera intervenido con una microcirugía en la columna vertebral, Madero dijo "Estoy al 100".

Acompañado por Santiago Creel y Marco Cortés, su coordinador de campaña, el panista dijo que no desea representar el legado del ex presidente Felipe Calderón, sino "representar al PAN, a los panistas, a la democracia y a los ciudadanos que quieren un mejor país".

Recordó que Acción Nacional cumplirá 75 años, y aceptó que dicho partido todavía no ha logrado todos sus objetivos, pues son tareas pendientes "el perfeccionamiento de la democracia, el combate a la desigualdad, la inseguridad y la impunidad, el fortalecimiento de un estado democrático que no sea autoritario".

Se le cuestionó al candidato si la bancada panista en el Senado está alargando la aprobación de las reformas pendientes, hasta que pase la elección interna del PAN, lo cual negó: "No estamos deteniendo nada, no utilicen al PAN como pretexto".

El candidato recalcó que las leyes secundarias tienen que aprobarse "con calidad", como fin "combatir los privilegios, combatir los monopolios, impulsar la apertura y la competencia", en los temas políticos, económicos y sociales.

Madero bromeó sobre su estado de salud y se mantuvo sonriente el tiempo que duró la conferencia, pero al término de esta no brindó entrevista alguna, pues al levantarse, inmediatamente abandonó el salón.