Gurría destaca que hay 500 mil pobres menos

Todavía quedan retos para alcanzar un desarrollo pleno, señaló en su participación en la reunión de Alto Nivel de la Alianza Global.

México

José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señaló que en México medio millón de personas han salido de la pobreza extrema, aunque dijo que todavía quedan retos para alcanzar un desarrollo pleno.

Al participar en la inauguración de la primera reunión de Alto Nivel de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo destacó la realización de la reunión en México como "muy adecuado" por las reformas que se están adoptando.

El ex canciller dijo sentirse "particularmente satisfecho" por las cifras publicadas recientemente por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Según Gurría, dichos números demuestran que el desarrollo oficial ha aumentado 6.1 por ciento durante 2013. En el acto, al cual también acudieron el presidente Enrique Peña Nieto; el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el canciller José Antonio Meade, Gurría destacó la gran importancia de que México sea sede de este foro internacional.

"México adopta el paquete más grande de reformas, demostrando que las naciones viven mejor cuando se guían por ejemplo, cuando buscan mejorar políticamente y cuando van tras medidaas exitosas que reflejan las mejores prácticas", aseguró.

Al igual que Ban Ki-moon, Gurría instó a intensificar los esfuerzos, pues solamente queda un año para cumplir los objetivos que se fijaron en Corea, hace seis meses.

Uno de los principales objetivos es la lucha contra la pobreza y la hambruna en el mundo.

Sobre la reunión de Alto Nivel, dijo: "La Alianza Mundial de Cooperación Eficaz para el Desarrollo tiene una contribución fundamental que hacer".

Espero que de esta reunión surjan iniciativas y mensajes concretos que fortalezcan la implicación de los países, que sostengan los compromisos de cooperación para el desarrollo y constituyan la base de nuestras deliberaciones en las Naciones Unidas. Cuento con su liderazgo, mientras trabajamos juntos para alcanzar un desarrollo sostenible y una vida digna para todos", dijo.

Gurría también exhortó a los más de mil 500 participantes en el foro a "estar atentos", pues advirtió que no se deben utilizar los compromisos pendientes para incumplir con las acciones de ayuda que ya se habían pactado anteriormente.

No deben olvidarse las promesas, dijo el secretario de la OCDE, porque "para algunas personas la ayuda puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte".

Gurría propuso a los asistentes reunirse con mayor periodicidad, para que los recursos de ayuda se puedan monitorear y "realmente puedan darse".

Agregó que en dicho encuentro internacional, se desea diseñar un desarrollo multilateral, basado en el espíritu de la solidaridad, "que rompa las barreras y los obstáculos, y que sea realmente un ejercicio multidisciplinario y de participantes múltiples que se pongan en la mesa, que pongan los temas principales para el desarrollo".

El ex canciller también propuso que la ayuda monetaria que se necesita para mejorar la calidad de vida en las comunidades más empobrecidas, salga de los impuestos de cada país.

Aclaró que no se debe aumentar los gravámenes, sino encontrar formas adecuadas de distribuir los recursos para que lleguen a la población que padece pobreza.

El exhorto

José Ángel Gurría y el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, exhortaron a la sociedad a ser más participativa.

El objetivo de las metas del milenio, dijo Gurría, es que la pobreza se convierta en "un mal del pasado".

Como testimonios de éxito en la aplicación de recursos obtenidos de impuestos, el ex canciller citó los casos de Colombia, Kenia y Australia, donde el ejercicio de dinero obtenido de impuestos facilitó a sus gobiernos crear plataformas que les permitieron llevar a cabo sus programas.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]