“Ciudadanos demandan castigo a mal manejo de recursos”

Para que la gente conozca más del tema de fiscalización, en días pasados se presentó una iniciativa en el Congreso del estado que se concentra en la rendición de cuentas (1 de 2).

Guadalajara

La iniciativa de ley de fiscalización que se presentó hace algunos días en el Congreso del Estado busca modificar la responsabilidad del propio Poder Legislativo con relación a la revisión de cuentas, ya que la ciudadanía, de acuerdo con el diputado panista Guillermo Martínez Mora, busca que se sancione a quien haga mal uso de recursos públicos.

¿Qué ha avanzado en estos días?

El punto que tocas es fundamentaly sobre todo la importancia deinformarle a la ciudadanía en quéconsiste una ley de fiscalización.Hoy la sociedad en general estáconfundida, a veces cuando hablamosde fiscalizar a lo mejor estamospensando más en la Secretaría deHacienda que hablar de cuidar losrecursos que con mucho esfuerzopagamos los mexicanos a través delos impuestos, que permitan quesean manejados con transparencia,con honestidad, sin opacidad, porque no solamente robar o disponer del erario público es corrupción, dejar de hacer también es corrupción, dejar de invertir también es corrupción y dejar que el ciudadano no tenga una participación directa y pueda influir en la decisión de una auditoría, a mí me parece que todavía esto es mucho más grave y que es parte de lo que nosotros estamos hoy poniendo en la nueva ley: que cualquier ciudadano pueda solicitar que se audite un programa en especial y que incluso si se dice no tener recursos pueda hacer la aportación para que esta auditoría pueda quedar en transparencia y los ciudadanos cada vez podamos confiar más en quienes delegamos la responsabilidad de administrar y de generar los bienes y servicios que requerimos y por los cuales pagamos a través de nuestros impuestos.

Yo recuerdo un intento de eso en el caso del Capece, este organismo encargado de hacer las escuelas públicas, en el que hubo el argumento de que no se podía fiscalizar o auditar porque no había recursos y organismos empresariales ofrecieron ponerlos y acabaron por no aportar lo que costaba. El hecho de que se ponga en la ley ¿es porque se advierte que hay esta alternativa?

Lo que pasa es que esa alternativa no existía. Cuando el Congreso le dice “no te puedo recibir ese recurso” es porque acordémonos que hay una ley de ingresos en el estado y algo que no está tipificado en ese sentido, pues tendría que entrar como una aportación que no se podría obligadamente direccionar. Hoy, lo que pretendemos en esta nueva ley es que exista esa posibilidad para que el ciudadano pueda tener esa autonomía y esa libertad de solicitar, y si se dice como argumento –porque no es más que un simple argumento- eso de que no hay recursos, es que no se tiene la voluntad de hacerlo y el ciudadano pueda decir “si no hay, aquí está y yo lo aporto, pero quiero que se audite” incluso hasta un programa especial del cual el ciudadano tenga dudas o tenga información de que las cosas no se hayan hecho correctamente.

 

Importante figura, pero lo ideal sería que los órganos fiscalizadores le pusieran el ojo a cualquier dependencia de la que haya la mínima sospecha de mal uso del recurso público.


Eso debería de ser. Vemos en Jalisco, lamentablemente, que en la práctica no ha sido, que la figura del auditor no ha sido más que una figura que todo indica que está haciendo una tapadera de una serie de malos manejos y a la mejor hasta de una mala distribución en el manejo de los recursos públicos. ¿Por qué? Porque a los ciudadanos lo que más nos desespera es que, yo recuerdo hace cuatro años y fracción, a un exalcalde de Zapopan se le dijo que había habido una malversación de mil y pico de millones de pesos… pues no se ha visto un resultado, el resultado debería de ser “si tengo mal mis datos, tienes la oportunidad de aclararlo, si no los aclaras lo digo y procedo jurídicamente con lo que corresponda”. Se han dicho de muchos fraudes; acabas de tocar el caso Capece y el caso queda impune, pasan los años y se pierde legalmente el derecho al procedimiento y finalmente mucho escándalo, se dicen de muchas malversaciones de fondo, pero no hay nadie en la cárcel y yo creo que hoy lo que los ciudadanos estamos demandando es que si alguien ha hecho mal manejo de los recursos, pues que pague no solamente el dinero, sino que pague también con cárcel el delito que haya cometido. Esto es lo que estamos buscando, que la ley modifique la responsabilidad del propio Congreso del Estado con relación a la revisión de cuentas. Hoy, la ley establece que si la Auditoría Superior del Estado de Jalisco ha hecho una valoración de un municipio y lo manda al Congreso y a como tal, el Congreso se lo regresa, pero ya no puede auditar porque la ley establece que una vez auditada no se puede volver a revisar, cosa que me parece verdaderamente un absurdo. Si así fuera, llámese Seguro Social o una Secretaría de Finanzas o nadie tendría derecho a volverla a auditar, y esto no es un principio universal y los ciudadanos necesitamos tener la certeza que hoy no tenemos en la figura del auditor, que es el responsable de darnos la cara a los ciudadanos con el resultado fehaciente y claro de si fue un buen trabajo o se hizo un mal trabajo que es necesario que sea juzgado por la ley.