Guerrero, con un déficit histórico por 13 mil mdp

El secretario de Finanzas explica que la mayoría de los recursos se destina para el pago de la nómina, pensiones, laudos y servicios.
Eliseo Moyao, funcionario estatal, en conferencia de prensa.
Eliseo Moyao, funcionario estatal, en conferencia de prensa. (Rogelio Agustín)

Guerrero

Guerrero enfrenta un pasivo histórico estimado en 13 mil millones de pesos, deuda acumulada durante varias administraciones y generada por el pago de plazas magisteriales no reconocidas, la expansión de los servicios de salud, pensiones de burócratas y laudos superiores a 2 mil millones de pesos.

En conferencia, el secretario de Finanzas del estado, Eliseo Moyao, detalló que solo generan 22.4 por ciento del presupuesto que le asigna el gobierno federal.

Los recursos para 2015 ascienden a 9 mil 868 millones 724 mil pesos, distribuidos en 48 por ciento para organismos públicos descentralizados, órganos autónomos, Congreso local y la Fiscalía General del Estado.

Otro 55 por ciento se canaliza al pago de la nómina de las dependencias estatales, del cual 3 por ciento es para el servicio de la deuda y 4 por ciento, según Moyao, es gasto de inversión que permite manejar los programas sociales de las dependencias.

“Es un problema estructural serio, que no es atribuible a un mal diseño del presupuesto, sino a las condiciones económicas y la manera en cómo se han ejercido los recursos desde hace años”.

Explicó que con el formato para el pago del magisterio, en la nómina que se cubrió hasta diciembre de 2014 no se reconocieron 12 mil 326 plazas por la Secretaría de Hacienda ni por la Secretaría de Educación Pública.

Esas plazas se crearon de 2001 a la fecha, pero la insuficiencia de recursos para pagarlas detonó en enero de 2015.

Dijo que esos lugares se cubrieron con recursos estatales de enero a marzo de este año, lo que representó un boquete de 573.2 millones de pesos.

Dijo que la determinación de asumir el pago de las plazas por el estado se asumió para evitar que resurgiera el conflicto social ocasionado por el caso Iguala.

Derivado de que en 2014 no se reportaron pagos al Issste, Fovissste y SAR, para este año se espera que las participaciones sufran una afectación superior a los mil 91 millones de pesos.

Adelantó que su plan de austeridad les ha permitido pagar la nómina de los maestros que aún no son reconocidos por la Federación.

Solicito a Hacienda apoyo para encontrar una solución.

Para lo que resta del año, dijo, se proyecta una merma de mil 665 millones del presupuesto destinado para Guerrero en 2015.

“Si Hacienda no aporta esos 500 millones de pesos que se desembolsaron para pagar la nómina, la administración terminará con déficit de 125 millones de pesos, que para 2016 será de 738 millones.