Greenpeace y Centro Prodh exigen libertad de protector de bosques

De acuerdo con el hijo de Ildefonso Zamora, en 2015 detuvieron a su padre por sus labores contra los talamontes; fue acusado de un robo que supuestamente ocurrió en 2012.

Ciudad de México

Ildefonso Zamora es un campesino de San Juan Atzingo, Estado de México, que ha dedicado gran parte de su vida a cuidar de los bosques de la zona y denunció la tala ilegal en el Parque Nacional Lagunas de Zempoala, fue detenido el año pasado acusado de un robo que supuestamente cometió en 2012.

De acuerdo con representantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) y Greenpeace México, Zamora "fue detenido arbitrariamente el 20 de noviembre de 2015 sin una orden de aprehensión por una acusación fabricada por el Ministerio Público de Tenancingo, que ninguna autoridad le notificó que había una averiguación en su contra desde 2012 y que resulta imposible que haya cometido el supuesto robo del que se le acusa porque él se encontraba en otro lugar el día en que se señalan los hechos de acuerdo con testimonios y pruebas que lo acreditan".

"Está detenido por robo agravado. Después de analizarlo, vemos que son cargos fabricados, hay testigos que lo ubican en otros lados el día de los hechos. Nosotros conocemos a Ildefonso desde hace muchos años, en Greenpeace empezamos a trabajar con él y con su comunidad desde 2004 y a partir de 2005 nos sumamos a las denuncias que ya estaba haciendo él en contra de la tala ilegal", dijo Héctor Magallón, director de participación de Greenpeace en entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión.

La acusación por la que está en la cárcel es de una señora que denunció que en 2012 Ildefonso entró a su casa con 50 personas armadas, que le robaron 300 mil pesos, muebles, televisiones, radios, planchas y hasta edredones y cobijas.

"Algo absurdo y conociendo la trayectoria de Ildefonso, nos resulta indignante que una vez más las autoridades criminalicen a quienes defienden los bosques y los recursos naturales", dijo el director de participación de Greenpeace.

La familia de Ildefonso ha sido víctima de hostigamiento por las labores de protección del bosque que han realizado. El 15 de mayo del 2007 sus hijos Aldo y Misael Zamora sufrieron un ataque por parte de talamontes mientras se dirigían al municipio de Ocuilán, en el ataque Misael resultó herido en un pulmón y Aldo murió.

"La detención de mi padre es un pago que el mismo gobierno le está dando por siempre cuidar el medio ambiente, denunciar la tala ilegal de árboles. Él ha sido campesino de toda la vida y desde 1998 se ha enfocado a cuidar el medioambiente y denunciar la tala ilegal. En 2004 comenzó a denunciar la devastación de miles de hectáreas de la Laguna de Zempoala. A raíz de eso en 2007 nos emboscan a mí y a mi hermano, me hieren de bala y él pierde la vida a manos de cuatro taladores, dos están presos y dos siguen prófugos" contó Misael Zamora en la entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión.

De acuerdo con Misael, su padre denunció y presionó a las autoridades después de la pérdida de uno de sus hijos, por lo que cree que la detención surgió como consecuencia de la labor contra talamontes y de protesta por lo ocurrido en 2007.

"Las autoridades estaban coludidas con los taladores. A raíz de esto rodaron cabezas de funcionarios locales y desde luego quedaron con mucho coraje hacia mi padre. Hoy quieren una revancha y una venganza en contra de mi padre. Han hostigado la vida de toda nuestra familia hasta verlo donde lo tienen hoy, en la cárcel", contó Misael.

Entre el hostigamiento que han sufrido los Zamora ha estado el incendio de dos camionetas en las que supervisaban el bosque, un cateo por parte de militares sin una orden para ello, un intento de detención por parte de un pelotón de policía estatal e intentos de acusarlo de delitos que no cometió con testimonios falsos.

El proceso se sigue en el distrito judicial de Tenancingo, donde está preso en el Centro de Readaptación Social de ese municipio. La defensa ya tramitó un amparo contra la vinculación a proceso que podría resolverse el 3 de marzo, mientras la siguiente audiencia del caso está programada para el 17 de marzo.

A través de una petición que ya fue respaldada por más de 11 mil personas Greenpeace y el Centro Prodh piden a la autoridades del Estado de México que se retiren los cargos al campesino y sea liberado.

La entrevista completa de Carlos Puig a Misael Zamora y Héctor Magallón se transmitirá este jueves a las 21:30 horas en tv.milenio.com