Pide Graco Ramírez regresar al Ejército a los cuarteles

El gobernador de Morelos dijo que este uso del Ejército conlleva un desgaste progresivo de las fuerzas armadas, que tiene protocolos de guerra, no de policía.
El mandatario de Morelos, Graco Ramírez, consideró que sus homólogos deben asumir su responsabilidad y entrarle también al combate directo del crimen común y organizado.
El mandatario de Morelos, Graco Ramírez. (David Monroy)

Ciudad de México

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, pidió regresar al Ejército a los cuarteles para detener un desgaste progresivo de las fuerzas armadas y llamó a despolitizar el tema de la seguridad pública, pues no sirve al país actuar con intereses partidistas sino que lo convierte en un problema de seguridad nacional.

Al participar en las audiencias públicas sobre seguridad y justicia, en las que el Senado analiza las iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto en esa materia, el mandatario local reconoció que el crimen organizado le ha ofrecido "controlar el delito del fuero común" mientras lo deje actuar.

En la mesa de debate, Ramírez coincidió con su homólogo de Nuevo León, Rodrigo Medina; y el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, en que parte de la solución de la inseguridad en los estados es el mando único para la policía.

El gobernador morelense comentó que quien utilice a la policía como bandera política le apuesta a una visión pequeña, estrecha, que no sirve al país.

"Si se está pensando en la lógica de los intereses partidistas que son legítimos y no estamos pensando en la responsabilidad de la gobernabilidad del país, lo que implica la inseguridad pública como un problema ya grave de seguridad nacional, estamos apostando simplemente al corto plazo, no a una solución de fondo".

Refirió que la crisis de seguridad pública lleva 20 años lo que ha llevado a "acostumbrarnos lamentablemente a convertir la emergencia en algo ordinario", lo que, dijo, se expresa en el uso cada vez más claro de las fuerzas armadas en tareas policiacas.

"Yo creo que ha llegado la hora de cambiar de estrategia", dijo.

Añadió que este uso del Ejército conlleva un desgaste progresivo de las fuerzas armadas, que tiene protocolos de guerra, no de policía y que está cada vez más cuestionada en tareas de derechos humanos.

Graco Ramírez comentó que o se puede enfrentar este problema diciendo que es responsable únicamente el Ejecutivo Federal, pues reconoció que es un problema de los gobernadores "y tenemos que asumirlo".

"Y también este antecedente de que no es responsabilidad municipal; "el tema no es mío, es responsabilidad federal, no me toca, le toca al otro, le toca aquel, le toca al otro. Creo que hay que plantearlos con toda claridad".

Frente a los senadores de las comisiones dictaminadoras, recordó que cuando llegó al gobierno de Morelos los grupos delictivos controlaban las policías estatal y municipales; "estaban bajo su encargo, bajo su nómina, bajo sus decisiones. Bajo la oferta que nos hacen y hay gobernadores que no lo quieren decir, pero yo sí lo digo: bajo la oferta que nos hacen diciéndonos: "Te controlamos el delito del fuero
común, pero déjanos actuar y te tenemos el problema resuelto y en paz", es una ilusión vana en la que han caído algunos gobernantes", expresó.