González Pérez pide defender el derecho a la educación

El presidente de la CNDH criticó la omisión, indiferencia y falta de respuesta de algunas autoridades, que ha propiciado el alejamiento y la desconfianza de la sociedad en sus instituciones.
El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl Gonzálesz Pérez, en la inauguración del XLII Congreso Nacional Ordinario de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), en Tabasco.
El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl Gonzálesz Pérez, en la inauguración del XLII Congreso Nacional Ordinario de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), en Tabasco. (Notimex)

Ciudad de México

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, convocó a los ombudsman de todo el país, a pronunciarse a favor de la vigencia y protección de derecho a la educación.

"El derecho a la educación es una prioridad y como tal debe tratarse", dijo durante la inauguración del XLII Congreso Nacional Ordinario de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), que se realiza en Tabasco.

Comentó que solo con educación "podemos adquirir los conocimientos y principios necesarios para que se desarrolle una cultura cívica y jurídica que propicie el que vivamos en un verdadero estado de derecho".

González Pérez criticó la omisión, indiferencia y falta de respuesta de algunas autoridades, que ha propiciado el alejamiento y la desconfianza de la sociedad en sus instituciones.

Convocó por ello al ejercicio responsable de la autonomía de algunas instituciones para proteger los derechos humanos.

En un comunicado la CNDH informó que González Pérez recordó que el Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y él mismo, en distintas ocasiones, ya habían hecho referencia a este tema, sin demérito de la importancia o validez que tengan otros planteamientos o intereses legítimos.

Destacó la importancia de sumar esfuerzos entre la Comisión Nacional y sus homólogas en las entidades federativas, para fomentar y recuperar la credibilidad y confianza de la sociedad en el sistema de protección no jurisdiccional de los derechos humanos.

Y propuso armonizar todas las normas en la materia tanto entre los tres niveles de gobierno, como los que establecen los criterios internacionales, tal como señala la Constitución.