Godar sería sancionado por vaciar oficina

El coordinador de la bancada del PRI dijo que ya se solicitó que se abriera un expediente; el diputado perredista dice, por su parte, que se llevó todo el mobiliario “para resguardarlo”.
Sólo quedaron los cables del teléfono y de una computadora de mesa.
El espacio del legislador del PRD lo ocupará ahora los diputados independientes. (Reynaldo Ochoa)

Monterrey

Al sustraer equipo y mobiliario del piso nueve sin haber dado aviso a la administración del Congreso del Estado, el diputado local del PRD, Érick Godar Ureña Frausto, podría ser acreedor a una sanción administrativa.

Esto fue asegurado por el líder de la bancada del PRI y responsable de la nueva administración del Congreso del Estado, Édgar Romo García, al ser cuestionado sobre el cambio de oficina del legislador perredista que “vació” por completo las oficinas que ahora serán de los diputados independientes Luis David Ortiz Salinas y Jesús Eduardo Cedillo Contreras.

MILENIO Monterrey publicó este miércoles que, al hacer su cambio de oficinas del piso nueve al piso cuatro, Ureña Frausto se llevó desde computadoras y sillas, hasta lápices y plumas, lo cual habría sido incorrecto, pues cada piso y oficina tiene inventariado el material que resguarda.

“El mobiliario del Congreso es un mobiliario institucional, yo no me puedo llevar mi curul a mi casa, debe permanecer todo en el estado que se encuentra, todas las oficinas están equipadas en el Congreso, el cambiarte de una oficina a otra es simple y sencillamente agarrar tus expedientes y poder estar en otra oficina que todas están equipadas por igual y a ninguna le debe de faltar nada; creemos que todo debe de permanecer en su lugar y no debe de andar el mobiliario rodando de un lado a otro”, explicó Romo García.

En este sentido, señaló que el diputado local del PRD deberá dejar tal y como recibió las oficinas del piso 9 del Congreso del Estado y dio a conocer que fue presentada un acta administrativa para que se abra un expediente al respecto, y en caso de que incurra en alguna responsabilidad, se le sancione de manera administrativa al legislador.

Por su parte, Érick Godar Ureña Frausto explicó lo sucedido al argumentar que todas las cosas mencionadas se encuentran bajo su resguardo, y decidió llevárselas ante el temor de que pudieran ser sustraídas o dañadas, y la responsabilidad recayera en su persona.

“Sí, yo tengo cosas que están bajo mi resguardo y va a entrar gente ahí que va a estar trabajando, metiendo divisiones y tú tienes cosas ahí que están bajo tu resguardo, pues obviamente deben de seguir bajo tu resguardo, a menos de que a mí me hayan comunicado otra cosa y no nos han comunicado nada”, comentó.

 El legislador sustrajo tres computadoras, dos sillones, un escritorio, tres sillas secretariales, una silla ordinaria, una televisión y un equipo de sonido, sin notificar a la Tesorería.