Gobierno politiza caso de ex escolta de Arellanes: PAN

El dirigente estatal del albiazul acusa al procurador de Justicia, Adrián de la Garza, de actuar como agente de "PRI-Gobierno".
Alfredo Pérez Bernal, dirigente del PAN en el estado.
Alfredo Pérez Bernal, dirigente del PAN en el estado. (Foto: Ricardo Alanís)

Monterrey

El PRI-Gobierno y sus funcionarios públicos están politizando el caso del ex escolta de la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes que fue detenido por su presunta responsabilidad en el delito de secuestro, junto con otros tres elementos de la Policía Regia, afirmó José Alfredo Pérez Bernal, dirigente estatal del PAN.

Asimismo señaló que dar a conocer esta información en el momento político que se vive en la entidad demuestra que Nuevo León se encuentra no sólo frente a una elección de Estado, sino de los intereses de un procurador de Justicia que está buscando entrar en la contienda política.

“Él (Adrián de la Garza) lo dijo, actúa como agente de PRI-Gobierno, y por otro lado dice que es procurador, entonces el señor necesita definirse, es legítimo competir, pero hay que hacerlo en buena lid, es decir, bajo todos los aspectos y circunstancias que deben ser y que no se presente a una situación de juego político”, dijo.

“Es evidente que están haciendo gala de sus mejores oficios en la parte de este PRI viejo que conocemos, que utiliza todos los argumentos que puede para salir de problemas”, dijo.

El elemento de Seguridad Pública de Monterrey se desempeñaba como parte del grupo que cuidaba a la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

En el mes de diciembre del año pasado licito la panista excusa de su cargo para participar en la precampaña panista a la gubernatura del estado.

 El líder albiazul insistió en la responsabilidad del Gobierno Estatal en la permanencia del escolta que fue aprehendido por secuestro esta semana.

“Es una persona que acreditó los exámenes que se ponen a nivel estatal y eso nos dice que nadie está inmune y no se puede bajar la guardia, este tipo de situaciones deben estarse cuidando constantemente para que cosas como éstas no sucedan.

“En este caso pudo haberse presentado en cualquier ámbito y en este caso se presentó en una persona que tenía un puesto donde resguardaba a un funcionario”, señaló.

Pérez Bernal dijo que en este caso o en cualquier otro en que estén involucrados policías en hechos delictivos se tiene que aplicar todo el rigor de la ley.