Debe terminar 'chantaje' del magisterio, dice CCE

Gerardo Gutiérrez Candiani reprocha las negociaciones con la disidencia; “se le da cada vez mayor fuerza al aprobarle todo”.
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial.
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial. (Héctor Téllez/Archivo)

México

En Guerrero y Oaxaca, las presiones y actos de violencia del magisterio, que han provocado el cierre de comercios, representan una violación al estado de derecho que debe terminar, alertó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani.

Advirtió que, en Guerrero, la Ceteg secuestra sin consecuencias legales y, en Oaxaca, la sección 22 tiene una trayectoria "de chantaje e intimidación" de más de 30 años.

"La historia es muy clara, los últimos 30 años ellos tienen un camino muy claro que, a través del chantaje, a través de la intimidación, violentando el estado de derecho, a las instituciones, pues cada vez consiguen más cosas. Yo creo que eso tiene que terminar", señaló en entrevista.

Gutiérrez Candiani condenó las negociaciones con el magisterio para evitar la implantación de la reforma educativa y señaló que "es inaceptable que se estén dando negociaciones donde se estén aprobando, se les esté dando cada vez mayor fuerza a través de aprobarles puestos, más plazas y todo".

El sector empresarial reporta pérdidas millonarias y afectaciones a más de 3 millones de personas en ambas entidades. Debido a las movilizaciones de la Ceteg en Acapulco, las pérdidas suman 5 millones de pesos, de acuerdo con el CCE.

"Lo que creo es la demanda más importante, es el estado de derecho, porque si no se aplica la ley queda impune este tipo de situaciones y tenemos casos tan lamentables como que te secuestran", dijo.

Esto, explicó, en referencia al secuestro de tres supervisores de Coca-Cola en Chilpancingo, por haber interpuesto una denuncia por el saqueo a los camiones.

"Tú pones una denuncia como sucedió por hechos totalmente delictivos y la respuesta es que secuestren a tus directivos; entonces, ahí la ley cae en un tipo de intercambio y violentas todo el proceso de ley".

Dijo que un caso similar ocurre en Oaxaca, con las movilizaciones magisteriales en demanda de aumentos salariales, más plazas, o simplemente en rechazo a la reforma educativa.

Para el sector empresarial, "el problema es que ahí lo que está en juego es la reforma educativa. Nosotros hemos sido muy claros, que no se puede negociar la reforma educativa y no podemos tener diferentes reformas".