Gana Ricardo amparo... faltan sus derechos

La Corte otorgó un amparo a Ricardo Adair, joven que vive con un tipo de autismo, por lo que un juez deberá escucharlo y determinar qué actos puede realizar solo y cuáles no.
Ricardo Adair tiene el síndrome de Asperger, una variante del autismo.
Ricardo Adair tiene el síndrome de Asperger, una variante del autismo. (Ricardo Soto)

Ciudad de México

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sentó un precedente al reconocer que las personas con discapacidad mental gozan de derechos como cualquier otra persona, motivo por el cual concedió un amparo a Ricardo Adair Coronel Robles, quien vive con el síndrome de Asperger, que es una clase de autismo.

Con cuatro votos a favor y uno en contra, los ministros determinaron revocar la sentencia del juez 35 de lo Familiar del Distrito Federal, quien no reconoció los derechos del joven que tiene 25 años y es becario del Museo Soumaya de la Fundación Carlos Slim.

Ahora, el juez de lo familiar deberá escuchar a Ricardo y establecer qué tipo de actos puede realizar por sí solo, y en qué otros requerirá de alguien que lo auxilie.

El ministro José Ramón Cossío Díaz fue el único que votó en contra del proyecto, porque dijo que era necesario declarar inconstitucional los artículos 23 y 250 del Código Civil del Distrito Federal, que reconocen la figura de la interdicción, que significa tener un tutor que decida por las personas con alguna discapacidad mental.

Cossío propuso eliminar de manera definitiva los preceptos del Código del DF, pues dijo que vulneran el artículo 12 de la Convención sobre Derechos de Personas con Discapacidad, el cual impulsó México y donde se reconoce que las personas con discapacidad tienen los mismos derechos que el resto de los ciudadanos.

Sin embargo, el ministro ponente del caso, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, convenció a tres de sus homólogos de sólo conceder el amparo, porque en caso de declarar inconstitucional los citados preceptos crearían un vacío para Ricardo Adair, ya que las normas continuarían vigentes hasta que la Asamblea Legislativa del DF realice una reforma sobre el tema.

[b]Celebra[/b]

Tras conocer el fallo, Ricardo manifestó estar contento, pero dijo que aguardará a conocer la sentencia final de la Primera Sala.

Reconoció que se logró dar un gran paso y que va a salir adelante, además de que esto beneficiará a sus compañeros en la misma situación.

“Nos hicieron valer nuestros derechos y creo que esto es un gran avance…sí, vamos a salir de ésta”, añadió.