GDF: la afectación, ni única ni la más fuerte

Lo más duro ocurrió del 19 de agosto al 7 de septiembre en las inmediaciones del Zócalo, dice el titular de Desarrollo Económico.
Archivo Milenio
(Archivo)

México

La afectación que ha causado la presencia de la CNTE a comercios de Plaza de la República “no es la primera ni la única, probablemente no la más fuerte”, aseguró Ricardo Becerra, subsecretario de Desarrollo Económico del Gobierno local.

Dijo que el crédito que ofrece el GDF es suficiente para recuperar el efectivo que han dejado de percibir los comercios, y que “necesitan para retomar su propia normalidad”.

En entrevista explicó que la “parte fuerte” de la afectación a los negocios ocurrió del 19 de agosto al 7 de septiembre, cuando “fue la parte más masiva de la protesta y más invasiva del Centro Histórico”.

Señaló que la afectación ha sido menor para los comercios aledaños al Monumento a la Revolución que para los más de mil 800 localizados en las inmediaciones de la Plaza de la Constitución.

“Alrededor del Zócalo la pérdida de ventas se registró en más de 40 por ciento de la normal hasta 90 o 100 por ciento, en la Plaza de la República la afectación está entre 30 y 60 por ciento”, puntualizó.

Becerra precisó que hasta el momento 210 negocios ubicados en las inmediaciones del Zócalo y del Monumento a la Revolución han iniciado trámites para obtener algún tipo de apoyo de la administración capitalina, los cuales, dijo, en su mayoría se refieren a créditos.

El funcionario de la Sedeco resaltó que en los últimos 15 días, personal de la dependencia “ha tocado la puerta” de más de 6 mil establecimientos “puerta por puerta, local por local”, los cuales han demandado principalmente que vuelva a la normalidad la actividad en la zona, que se retire el plantón magisterial.

A 40 días de que los integrantes del magisterio instalarán el campamento en las inmediaciones del Monumento a la Revolución tras ser desalojados del primer cuadro de la capital por la Policía Federal, Becerra confirmó que la Sedeco todavía no cuenta con un padrón de afectados en este punto.

El funcionario reveló que en el último encuentro con la disidencia sindical el viernes pasado, se comprometieron a retirarse en una semana, “pero ya llegaron más, eso es lo que hace muy complicado, muy azaroso los acuerdos y el diálogo con la CNTE”.

Por su parte, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, subrayó que al ser un conflicto de carácter nacional, la Ciudad de México no puede enfrentar “o buscar solamente” solventar esta problemática, “porque aquí tenemos, y lo estamos viviendo todos los días, la participación de muchos estados.”

Claves

Los apoyos

Derivado de las afectaciones por el campamento de la CNTE, el gobierno capitalino abrió una línea emergente de crédito hasta por 10 millones de pesos, recursos provenientes del Fondo de Desarrollo Social.

También se puso a disposición el Seguro de Desempleo a todos los trabajadores formales o eventuales que hayan sido afectados por estos hechos.

Además de condonaciones en el pago de diversas contribuciones locales, a fin de impulsar las condiciones de reanimación y favorecer el entorno de los comercios.