“El monstruo de la inseguridad sigue”

El Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, evitó ser claro ante el cuestionamiento de que si la fuga de Guzmán Loera, representa un golpe para la administración federal.

Torreón, Coahuila

El gobernador de Coahuila, Rubén Moreira desvió la respuesta a la pregunta de que si el escape del Joaquín "El Chapo" Guzmán representa un golpe para la administración federal, se limitó a decir que debe hacerse una investigación que lleve a la reaprehensión del líder criminal.

"Lo que puedo decir es que se tiene que hacer una investigación profunda y esperamos la recaptura de este criminal, además de que sí hubo funcionarios involucrados, deben ser castigados", declaró.

Resaltó que localmente sostuvo una junta con integrantes del equipo estatal de seguridad, para afinar estrategias que impidan situaciones de riesgo.

"El día de ayer nos reunimos con el gabinete de seguridad y tomamos algunas determinaciones que no podemos hacer públicas", expuso

Recordó que recientemente integrantes de las corporaciones de seguridad estatales lograron la detención de dos convoy de personas armadas en brechas fronterizas.

“Fue la semana cuando dos convoyes de vehículos con hombres armados que fueron detenidos, ha sido el intento más reciente que ha ocurrido”, añadió.

Moreira Valdez también fue cuestionado respecto al estado que guardan las cárceles en Coahuila y éste respondió que: “tomamos determinaciones que no hacemos públicas”.

El mandatario visitó ayer la región para entregar una obra vial y reunirse con estudiantes de una institución de educación superior.

Cabe destacar que fue el pasado sábado 11 de julio cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán logró escapar de un penal de máxima seguridad situado en el Estado de México, esto mediante un túnel que conecta desde su celda hasta una vivienda situada en las cercanías de la cárcel.