Fuga de cerebros no afecta del todo: académico

El director de Posgrados de la Universidad Iberoamericana, José Francisco López Ruiz explicó que la fuga de cerebros podría ayudar a establecer vínculos con su país y favorecer el desarrollo.
Archivo Milenio
(Milenio/Archivo)

Ciudad de México

Pese a que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos apunta que la fuga de cerebros en México asciende a 800 mil de cada 11 millones de migrantes mexicanos con educación profesional, esta "exportación" de talento podría no ser del todo negativa.

El director de Posgrados de la Universidad Iberoamericana, José Francisco López Ruiz, apuntó que sería provechoso investigar hasta qué punto la fuga de cerebros puede beneficiar a México en el largo plazo.

"Más allá del envío de remesas que esto puede significar, se podrían conformar programas de colaboración para que los profesionistas que hayan decidido salir del país, establezcan algún tipo de vínculo que les permita retroalimentarlo y favorecer su desarrollo", opinó en un comunicado.

Explicó que a fin de ofrecer una educación cuyas herramientas sean lo más útiles posibles a la realidad, la institución revisa los planes de estudios de maestrías y especialidades cada tres años, y los de doctorado cada cinco, a fin de que "no se anquilosen y se conviertan en una fantasía desarticulada del mundo real de trabajo".

López Ruiz detalló que la Ibero se apoya no solamente en un consejo técnico, sino en el contacto con sus egresados y la contratación de expertos con amplia trayectoria profesional en el campo de cada posgrado.

Lo anterior, agregó, permite que estos especialistas empresarios, promotores culturales y científicos, entre otros, al convertirse en académicos de la universidad, brinden a los estudiantes una visión cercana y actualizada de la realidad.

"Tenemos programas académicos que todo el tiempo realizan pequeños cambios, pues están muy conscientes del lugar en que se encuentran sus egresados, de su retroalimentación y de lo que puede hacer falta a un determinado programa de estudios", apuntó.

La Ibero ofrece una perspectiva vinculada al mercado de trabajo. De esta manera, enfatizó, si bien la decisión de buscar el desarrollo profesional fuera de México depende de los egresados, la universidad les brinda las herramientas para cimentar su propio futuro, dentro o fuera del país, sin depender de la oferta laboral disponible en México.