Nuño: se usará fuerza pública contra saboteadores de evaluación

El secretario de Educación Pública señala que cualquier maestro o grupo que quiera evitar que los maestros se evalúen se va a enfrentar a las fuerzas federales que han sido movilizadas.
El titular de la SEP visitó ayer la primaria Rodolfo Menéndez, ubicada en el Centro Histórico del DF.
El titular de la SEP visitó ayer la primaria Rodolfo Menéndez, ubicada en el Centro Histórico del DF. (Javier García)

México

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, advirtió que cualquier intento de impedir que se realice la evaluación para los maestros en los estados que faltan, será castigado con el uso de la fuerza pública.

Tras el fin de semana en el que se aplicaron evaluaciones educativas en diversos estados, Nuño advirtió que cualquier grupo "de cualquier clase" que pretenda violentar los derechos de los niños deberá afrontar a las fuerzas federales que han sido movilizadas de acuerdo con las necesidades en los estados.

"Cualquier maestro o grupo de cualquier tipo o clase que quiera violentar el derecho de los maestros a la evaluación, que quiera seguir protegiendo a los líderes que no quieren perder sus privilegios y que no les importe la educación de los niños y quieran evitar por la fuerza que se lleve a cabo la evaluación, se van a enfrentar a la fuerza pública, que no va a permitir que eso suceda y va a garantizar el derecho de los maestros a evaluarse", advirtió.

Durante una visita a la escuela primaria Rodolfo Menéndez, Nuño garantizó que todos los maestros que así lo deseen podrán realizar la evaluación, incluso en fechas extraordinarias si es que no presentaron la prueba por presiones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

"La ley, en este sentido, está de nuestro lado, (nos habilita a) poder utilizar a la fuerza pública para evitar que la intolerancia tome por la fuerza estos centros y que no permita a los maestros evaluarse", dijo.

En tanto, en entrevista radiofónica, el titular de la SEP dijo que, de acuerdo con la ley, todos los maestros que aspiren a una plaza deberán presentar el examen nacional docente, por lo que el pase automático que había en las normales, incluyendo las rurales, se terminó.

Reiteró que no se permitirá que se violente el derecho de los docentes de poder acceder a las evaluaciones, con las que podrán obtener aumentos y promociones laborales.

"Todo mundo tiene derecho a manifestarse, y quienes se manifestaron de manera pacífica contra la evaluación fueron plenamente respetados en todo el país. Pero quiero aquí ser muy claro: no se puede pedir respeto cuando se es intolerante, se viola la ley y se quiere utilizar la fuerza para evitar el derecho de los maestros a ser evaluados, para querer cerrar un centro de evaluación por la fuerza. Eso no lo vamos a permitir y eso es lo que las fuerzas del orden impidieron en algunos estados", dijo.

Tras la cuarta etapa de desempeño docente, Nuño presumió que hasta ahora se ha logrado evaluar a 79 mil 350 sustentantes, que representa 95.6 por ciento del total de maestros que debían presentarse desde el 14 de noviembre a la fecha.

En total, en la etapa del 14 de noviembre al 13 de diciembre se deben presentar 150 mil maestros de educación básica y media superior para efectuar el examen. Hasta ahora se han hecho las evaluaciones a 95.6 por ciento de los docentes, según cifras de la SEP.

Nuño celebró el avance que se tiene en Michoacán, donde no se había podido efectuar una evaluación, aunque admitió que se encuentra aún debajo del promedio nacional, al alcanzar solo 35 por ciento del total de los maestros que deben presentar la prueba.

A pesar de estas cifras en estados en específico, el secretario dijo que se encontraba satisfecho por los logros y el avance hasta ahora.

Nuño también dio a conocer el programa Escuelas al Cien, con el que se pretende dejar en buenas condiciones los planteles del país, con una inversión total de 50 mil millones de pesos.

A partir de diciembre, según estimaciones de la SEP, comenzarán algunas de las acciones para mejorar servicios básicos como luz, drenaje y agua potable.