Fortalecen relaciones a 64 metros de altura

Peña Nieto y Abe subieron la Pirámide del Sol en solo 10 minutos; la esposa del premier fue la primera en llegar a la cima.

Teotihuacan

En solo 10 minutos llegaron a la cúspide de la Pirámide del Sol. Los mocasines y sacos no impidieron que el presidente Enrique Peña Nieto y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, mostraran su buena condición física. Así, a 64 metros de altura se fortalecieron las relaciones bilaterales.

“Esta visita nos permitió reafirmar varios instrumentos... creo que vamos avanzando, que vamos a crecer en esa ruta; espero que el comercio, la cooperación y la colaboración con Japón se incrementen en los próximos años”, dijo el mandatario mexicano antes de subir.

En la parte más baja de la pirámide de la zona arqueológica de Teotihuacan, preguntó al primer ministro: “Usted me indica (si subimos o no)”. Y enseguida comenzaron la caminata.

“Hay la historia de un canciller que vino, subió y después fue primer ministro. Uno que vino y no subió y no llegó a ser primer ministro. Y (Abe) dijo ‘yo tengo que subir’, aunque ya es primer ministro”, contó Peña Nieto.

La esposa del japonés, Aki Abe, y las comitivas de ambos países subieron los 238 escalones de la pirámide, una de las más grandes de Mesoamérica.

“Es agradable subir, la vista es preciosa; se aparecieron unas mariposas, que es de buena suerte, y sobre todo pedimos deseos. No se los comparto, sino no se cumplen”, expresó el Presidente.

Aki Abe sorprendió a los mandatarios por su buena condición, pues a pesar de ir vestida de manera formal, rebasó a la comitiva y llegó primero a la parte más alta.

—Amor, que por qué no subiste, por qué te rajaste —dijo el Presidente a su esposa, Angélica Rivera.

—Me operaron de un pie hace un año y la verdad es que todavía no puedo doblar el dedo, tengo todavía mi cicatriz, pero ya he subido varias veces; además le pedí a mi marido que pidiera los deseos por mí. ¡Gracias amor! —respondió.

Cuando se le preguntó si entre los deseos estaba tener un bebé, Rivera dijo de inmediato: “No, ya tenemos seis”. Y el Ejecutivo mencionó: “Ese tema ya está cerrado”.

Recorrieron la plaza de la Pirámide de la Luna, el Palacio de Quetzalpapálotl y la Calzada de los Muertos hasta la Pirámide del Sol. En el recorrido estuvo el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.