Fidel Kuri pidió hace un mes “ambiente amoroso” en el deporte

El diputado priista presentó una iniciativa de ley para fomentar la cultura de paz entre competidores y aficionados; este viernes agredió en el estadio de los Tiburones Rojos a Edgardo Codesal.
Fidel Kuri Grajales
Fidel Kuri Grajales. (Mexsport)

Ciudad de México

Apenas un mes antes de agredir en el estadio de los Tiburones Rojos de Veracruz a Edgardo Codesal, el diputado federal priista Fidel Kuri Grajales presentó en la tribuna del Palacio de San Lázaro una iniciativa de ley para fomentar la cultura de paz entre los competidores y aficionados del deporte profesional y amateur.

Ello, “con el fin de propiciar un ambiente amoroso, de respeto y conciliador”, dijo el pasado 15 de diciembre, durante la última sesión del periodo ordinario.

Sin embargo, el propietario del equipo veracruzano encaró, manoteó y presuntamente jaló del cabello el viernes a Codesal, directivo de la Comisión de Arbitraje, como reclamo por la expulsión de uno de sus jugadores durante el partido Veracruz-León.

El vicecoordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, desestimó los hechos protagonizados por Kuri Grajales, por considerar que se trata de un “tema futbolero”, ajeno a sus actividades políticas y parlamentarias.

Dijo que el incidente debe quedar en el ámbito del futbol y negó que el asunto perjudique la imagen del grupo parlamentario del tricolor.

No obstante, el líder parlamentario del PRD, Francisco Martínez Neri, emplazó a Kuri Grajales a dar una explicación sobre su comportamiento del pasado viernes en el partido entre Veracruz y León.

“Estaríamos pidiendo al diputado una explicación sobre sus acciones, porque eso no contribuye para nada a la imagen que debiéramos dar los diputados federales”, advirtió.

Martínez Neri hizo notar que la actitud del propietario de los Tiburones Rojos contradice su iniciativa de reformas a la Ley General de Cultura Física y Deporte para promover la paz en los estadios de futbol.

“Es totalmente contradictorio, una cosa decimos y otra hacemos; obviamente no es bien visto por la sociedad y estaríamos pidiendo una explicación al diputado sobre sus acciones, porque eso no contribuye para nada a la imagen que debiéramos dar los diputados federales”, insistió.

La propuesta de Kuri Grajales pretende garantizar la armonía en las contiendas deportivas, mediante la promoción de la cultura de la paz.

“Consideramos relevante que en la política del deporte de todos los niveles se comience a promover la cultura de paz entre los competidores y sus aficionados, con el fin de propiciar un ambiente amoroso, de respeto y conciliador”, arengó en diciembre desde la tribuna parlamentaria.