Luis H. Álvarez fue un padrino accidental en mi boda: Calderón

El ex presidente recordó al líder panista como un hombre congruente y un mexicano ejemplar, y compartió la anécdota de cómo se convirtió en padrino en su boda con Margarita Zavala.
El ex presidente Felipe Calderón dijo que Luis H. Álvarez fue casi como un padre para él.
El ex presidente Felipe Calderón dijo que Luis H. Álvarez fue casi como un padre para él. (Cuartoscuro | Archivo)

Ciudad de México

Luis H. Álvarez fue un “padrino accidental” en la boda de Felipe Calderón con Margarita Zavala en enero de 1993, cuando por error aparecía en el acta de matrimonio el nombre del padre del ex presidente, quien años antes había fallecido.

En entrevista, el ex presidente compartió la anécdota del momento en el que, dijo, el líder panista “fue un padrino accidental, digámoslo así, que tuvimos la fortuna de tener y nos acompañó en muchos años de nuestra vida”.

Calderón no había mencionado a la Notaria Parroquial, a quienes formularon el acta de matrimonio, que su padre había fallecido hace tiempo. Fue después de la boda, a la hora de firmar el acta que el sacerdote y el sacristán se enteraron.

“A la hora de firmar el acta matrimonial, entre la sorpresa del sacerdote y el regaño del sacristán, les dije -pues oiga es que mi padre murió hace tiempo-, - pero aquí lo tenemos en el acta-, -sí, pero pues, es que le pidieron a mi secretaria el nombre de mi papá, seguramente se los dio, pero mi papá hace rato que falleció-, y dijeron -pues tiene que traer entonces a un padrino-, y ahí mismo, entre los invitados de la boda, le pedimos a Luis Álvarez que fuera nuestro padrino, cosa a la que accedió y así fue”, narró.

Sobre Luis H. Álvarez dijo que fue casi un padre para él en muchos aspectos, “la mayor parte de mi vida lo conocí así, prácticamente más de 30 años”.

Destacó que el dos veces presidente nacional del PAN era un hombre congruente, un mexicano ejemplar y “el más grande de los constructores de la democracia en México”, que supo perseverar a pesar de haber sido encarcelado, perseguido y enfrentar huelgas de hambre.

Para recordar a Luis H. Álvarez, el ex presidente dijo que hay que verlo en toda su dimensión y en las distintas etapas de su vida, desde su faceta como empresario hasta su incursión en la política, donde fue candidato a la gubernatura de Chihuahua, candidato a la Presidencia de la República, presidente municipal de Chihuahua, dirigente nacional del PAN, senador de la República, coordinador para el Diálogo para la Paz de Chiapas y comisionado para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Destacó que el líder panista fue el actor más importante de la transición política en el periodo de 1989-1996, cuando decidió buscar por la vía pacífica, a través del diálogo y la negociación, la reforma política.

Agregó que Luis H. Álvarez siempre lo apoyó cuando fue candidato a la presidencia de Acción Nacional y cuando fue el abanderado de su partido a la Presidencia de la República.

La última vez que Calderón lo vio fue hace unas semanas, cuando lo visitó con Margarita Zavala en León, Guanajuato, donde residía con su nieta Blanca Margarita Pérez Álvarez.

“Estuvimos con él, comimos, platicamos, cantamos, nos despedimos de él. Le dio mucho gusto vernos y a nosotros nos dio también mucho gusto verlo a él”, recordó el ex presidente.

Luis H. Álvarez falleció este miércoles a los 96 años.