Federal, primer plan de salarios: Navarrete Prida

El funcionario informa que el proyecto de las secretarías de Trabajo y Hacienda está en una minuta de febrero de 2013, la cual se hizo llegar al gobierno capitalino en junio pasado.
El secretario de Trabajo estuvo con Carlos Marín en "El asalto a la razón".
El secretario de Trabajo estuvo con Carlos Marín en "El asalto a la razón". (Martín Salas)

México

El debate sobre el aumento al salario mínimo lo propició en primer lugar el gobierno federal, no el GDF ni el PAN, aseguró Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Entrevistado por Carlos Marín en su programa El asalto a la razón, el funcionario federal explicó que el tema del aumento al salario mínimo surge de una propuesta que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, hizo desde antes de asumir el cargo y también es uno de los ejes principales del Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Explicó que en diciembre de 2012 la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) entregó la propuesta que la STPS le solicitó a petición del Ejecutivo federal para analizar el aumento al salario mínimo, documento que Navarrete Prida hizo llegar en junio pasado a la titular de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo del GDF, Patricia Mercado.

“El informe del 23 de diciembre que me dio la Conasami, a petición mía, de la reunión de evaluación que tuvimos con el presidente de la República, que está por constancia, y el acuerdo del gabinete en febrero del año pasado, en donde se ordena a Luis Videgaray (secretario de Hacienda) que ya presente la iniciativa, si hay condiciones con el estudio que se hizo, fue el mismo que le dimos a Patricia Mercado y de ahí salió el asunto del salario”, detalló el funcionario federal.

Navarrete Prida añadió que existe la minuta de la reunión que sostuvo el Ejecutivo federal con él y con Videgaray en febrero de 2013, en la que los instruyó a trabajar en la iniciativa para desvincular el salario mínimo de prestaciones inflacionarias que también establece el PND.

La estrategia 4.3.2 del apartado México próspero del PND detalla promover el trabajo digno o decente que tiene como líneas de acción, entre otras,  impulsar medidas para la adopción de una cultura de trabajo digno y “fomentar la recuperación del poder adquisitivo del salario vinculado al aumento de la productividad”.

Navarrete Prida calificó de “sano” el debate sobre el tema que se está dando en la sociedad y en algunos sectores, pero recalcó que éste lo propició de inicio el gobierno de la República y que no ha avanzado debido a que la primera fase fue la aprobación de las reformas estructurales que le permitieran a México “entrar en un camino de crecimiento económico”.

Añadió que también se trabaja  en un comité nacional  de productividad con empresarios,  sindicatos, universidades y gobierno para que, una vez dadas las condiciones para que la economía empiece a crecer, como pasó en Uruguay, Chile y Argentina, se puedan introducir las modificaciones de manera “seria” y “responsable”.

El titular de la STPS enfatizó que lo que trabaja es un programa de salario mínimo que se está llevando a cabo “sin ocurrencias” para poder elevar el salario de los trabajadores sin efectos colaterales en la economía mexicana, y que genere la  recuperación real del poder adquisitivo de los mexicanos.

“Para poder elevarlo sin las dolorosas experiencias del pasado, de decretos, ocurrencias o consultas de ‘a ver si nos ponemos de acuerdo para ver de cuánto queremos la inflación y el salario’”, precisó.

Sobre la aseveración de que con mayor productividad crecerá el sueldo, Navarrete  dijo que ese es el único camino viable, ya que “al final alguien tiene que pagar los costos” de dicho aumento.

“Se tomarán riendas”

Alfonso Navarrete Prida afirmó que la Secretaría del Trabajo tomará las riendas del debate sobre el salario mínimo debido a que el tema se está utilizando como bandera electoral y pone en riesgo los avances que se han hecho con sindicatos y empresarios.

La semana pasada, la dependencia pactó con representantes de la iniciativa privada y sindicatos corporativos e independientes que un eventual aumento al salario mínimo debe darse en medio de una discusión seria y responsable y considerar necesariamente el incremento a la productividad.