Fascista, proyecto de Ley de Manifestaciones: izquierda

La iniciativa presentada por el legislador panista Jorge Sotomayor prevé la disolución de marchas violentas, arrestos administrativos y multas a quienes alteren el orden público o bloqueen vialidades.
Cámara de Diputados.
Cámara de Diputados (Milenio Digital)

Ciudad de México

Las fracciones del PRD, Movimiento Ciudadano y PT en la Cámara de Diputados cerraron filas contra el proyecto de Ley de Manifestaciones Públicas en el DF, por considerarlo fascista y represivo.

A propuesta del legislador Ricardo Mejía, las bancadas de izquierda presentaron ayer ante la Junta de Coordinación Política un punto de acuerdo para exhortar a las comisiones del Distrito Federal y de Derechos Humanos a aplazar la votación del dictamen prevista para este martes, pero los líderes parlamentarios del PRI, PAN, Partido Verde y Nueva Alianza rechazaron la petición y dieron “luz verde” a la discusión de la iniciativa.

Perredistas, emecistas y petistas solicitaron por ello a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal una opinión sobre el dictamen.

La iniciativa presentada por el legislador panista Jorge Sotomayor prevé la disolución de marchas violentas, así como arrestos administrativos y multas a quienes alteren el orden público, bloqueen vialidades o impidan el acceso de las personas a sus centros de trabajo.

Impone, además, a los manifestantes la obligación de notificar a la autoridad la ruta de sus movilizaciones con 48 horas de anticipación, además de prever un horario entre las once de la mañana y las seis de la tarde para la realización de las manifestaciones públicas.

En conferencia de prensa en el Palacio de San Lázaro, los diputados perredistas Roberto López Suárez, Elena Tapia y José Luis Muñoz Soria, así como Ricardo Mejía, vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, advirtieron que las fuerzas de izquierda darán la lucha para impedir la aprobación de una ley contraria a los derechos humanos.

“Los diputados del PT, Movimiento Ciudadano y PRD daremos el debate y vamos a pedir a la CDHDF y a la CNDH que nos den la opinión sobre la iniciativa que pretende regular y sancionar a quien marche en el Distrito Federal, y que se han abrogado facultades desde la Comisión del Distrito Federal para elaborar un predictamen que no fue discutido y que se pretende imponer mañana por el PRI y el PAN”, puntualizó López Suárez.

Mejía subrayó igualmente la decisión de “cerrar filas” para evitar un atentado a los derechos humanos, toda vez que la iniciativa prevé “fortalecer el ánimo represivo y de criminalización de la protesta social”, además de inhibir la inconformidad y reprimirla a través de controles gubernamentales.

“Nos parece que esto se suma al conjunto de medidas y decisiones legislativas que están configurando en nuestro país un Estado fascista. (…) Y ahora vienen con una ley que va a regular las manifestaciones en la capital del país, sobre todo en un contexto de inconformidad social, de descontento popular, que se expresa en diferentes movimientos: el movimiento magisterial, el movimiento contra la privatización del petróleo”, puntualizó el vicecoordinador de Movimiento Ciudadano en el Palacio de San Lázaro.