Que jóvenes no se unan al narco, el reto de México: Fariñas

El activista cubano, que se encuentra el país, señaló que el problema no es encarcelar a los culpables del caso Iguala, sino que los hijos y los nietos de esos narcos no sigan su mismo camino.
Guillermo Fariñas en el Senado de la República.
Guillermo Fariñas en el Senado de la República. (Tomada de Twitter / @ErnestoCordero )

Ciudad de México

México no sólo debe apostarle a detener a integrantes del crimen organizado, sino a que las siguientes generaciones no sigan sus pasos, afirmó el periodista y activista cubano, Guillermo Fariñas.

Al exponer sobre una lucha por la no violencia en Cuba, en la Comisión de Relaciones Exteriores, de América Latina y el Caribe del Senado de la República, Fariñas destacó que una posible solución a los problemas de inseguridad es que se reprima al crimen, además de que se establezcan y cumplan leyes, mas a largo plazo es que nuevos jóvenes no se dediquen al crimen.

“Creo que a acorto plazo se puede resolver la situación de México a través de la represión y las leyes, pero a mediano y largo plazo es necesario la formación y la educación física de los mexicanos”, expresó.

“El problema no es encarcelar, poner en cadena perpetua a los que asesinaron a los estudiantes de Guerrero, el problema es que los hijos y los nietos de esos narcos no sigan su mismo camino. Ese es el gran reto que tiene México”, añadió.

Destacó que se observa una tendencia internacional, no sólo en Cuba, de que las medidas que se deben tomar ante conflictos en general deben ser  pacíficas.

“La historia reciente de la humanidad muestra una clara tendencia al establecimiento de un nuevo paradigma de las luchas sociales y políticas caracterizado por la lucha estratégica no violenta”.

Fariñas es un disidente cubano que ha protagonizado diferentes huelgas de hambre como una protesta contra el Gobierno del Fidel  y de Raúl Castro, situación por la que ha sido encarcelado en al menos tres ocasiones y ha sufrido diferentes tipos de tortura.