Falta prevención y campañas contra violencia familiar: PAN

El legislador Luis David Ortiz dijo que hay varios factores que detonan este problema, como es el tipo económico, el machismo y situaciones de carácter social.
Luis David Ortiz
Luis David Ortiz, vicepresidente de la Comisión de Justicia en el Congreso Local. (Archivo Milenio)

Monterrey

En los últimos años se han realizado importantes reformas para combatir y sancionar la violencia intrafamiliar en Nuevo León, sin embargo, lo que ha faltado es prevención y campañas de concientización, aseguró el vicepresidente de la Comisión de Justicia en el Congreso Local, Luis David Ortiz.

El legislador del Partido Acción Nacional explicó que el problema denunciado este lunes por la IP, tiene muchas aristas, entre ellas los problemas de tipo económico que actualmente aquejan a la sociedad regiomontana en los últimos años.

"Hay una cultura machista y eso aunado a situaciones de carácter social o económico, pues agrava las condiciones en que viven las familias y genera a veces actos de violencia... Se necesita hacer una campaña de prevención y concientización y no sólo pretender atacarlo desde la vía penal como una solución".

Luis David Ortiz, explicó que aunado a esto, el Congreso del Estado ha mejorado el marco legal para combatir este problema, pero atribuyó el incremento en la cifras a la falta de campañas de concientización y de prevención.

"Hemos durante muchos años legislado, regulado en esa materia, y creo que desde el punto de vista penal y civil está bastante atendido, pero creo que lo que más falta son campañas de prevención y de atención para intervenir puntualmente cuando esta situación se da".

Señaló además que la falta de capacitación en los cuerpos policiacos para intervenir en los pleitos conyugales con indicios de violencia ha permitido también que el problema no se pueda prevenir, pese a las reformas que lo hacen ahora un delito que se debe perseguir de oficio.

"Ese ha sido un problema, que muchas veces llegaban a atender una queja y decían: "a no es que es entre el hombre y su pareja, y nosotros no nos metemos, claro que se tienen que meter, la autoridad tiene que intervenir siempre que haya violencia contra alguien...

"De hecho el delito se cambió a ser un delito que se persigue de oficio, ni siquiera se necesita una denuncia, si una autoridad se entera que hay una situación de violencia, tiene la obligación de dar parte al Ministerio Público", agregó.

El vicepresidente de la Comisión de Justicia y Seguridad en el Congreso del Estado no encontró una razón evidente que justifique el importante alza de este delito en la zona rural de un año para otro, y sólo dijo que se deberá estudiar si se debe a más facilidades para denunciar o un error de logística en las encuestas o estadísticas.