FAO reconoce labor de México para erradicar el hambre

Durante la inauguración de la conferencia regional de la FAO, Peña Nieto dijo que es necesario cerrar filas para erradicar el hambre y garantizar el abasto alimentario en AL y el Caribe.
José Graziano da Silva, director general de la FAO, y el presidente Enrique Peña Nieto.
José Graziano da Silva, director general de la FAO, y el presidente Enrique Peña Nieto. (Especial )

Ciudad de México

El director de general de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU, José Graziano da Silva, respaldo la labor del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en el combate al hambre en México y le pidió no abatirse por las críticas al asegurar que en México “vamos por buen camino”.

En tanto el presidente Peña Nieto dijo que es necesario cerrar filas y sumar esfuerzos con la FAO para erradicar el hambre y garantizar el abasto alimentario en América Latina y el Caribe.

José Graziano da Silva firmó este martes una carta intención con la Secretaria de Relaciones exteriores en un acto donde el presidente Enrique Peña fue testigo.

Ahí Graziano da Silva, dijo que el fin de semana pasado viajó a Michoacán al municipio de Contepec “y ahí quedé convencido de que vamos por un buen camino. No se abata con las críticas, cierto que se puede mejorar siempre pero también es cierto que los que comen regularmente tres veces al día no alcanzan a dimensionar todo el valor de lo que es erradicar el hambre en el país”.

El titular del organismo internacional dijo que no es fácil alcanzar resultados rápidos y que lo que importa es que “estamos en el camino correcto, estamos caminando y es caminando como se hace camino”.

En el encuentro el titular del Ejecutivo hizo un recuento de los programas en materia de combate al hambre que ha implementado su administración y señaló que en México se está consolidando un sector rural, moderno y productivo que contribuye a generar desarrollo en las diversas regiones del país y asegurar el pleno ejercicio del derecho humano a la alimentación.

En su discurso señaló que el trabajo conjunto y corresponsable de todos los países de América Latina del Caribe es fundamental para alcanzar la seguridad alimentaria en la región.

Dijo que nuestra generación tiene la responsabilidad, el compromiso moral y sobre todo la gran oportunidad de hacer del campo una espacio de vida digno que reconozca y aliente el potencia de quienes lo hacen producir, por ello llamó a seguir sumando esfuerzos “para que nuestra región logré superar ese desafío abriendo nuevos horizontes para que cada individuo a partir de su propio esfuerzo sea capaz de superar la pobreza y mejorar su calidad de vida. Sumemos esfuerzos en torno a la FAO para alcanzar la región más justa, próspera e incluyente, con mayores niveles de bienestar para millones de latinoamericanos y caribeños”.