Expropiaciones petroleras serán de alta prioridad

El dictamen que se discute en el Senado no distingue si los beneficiarios son empresas privadas o del Estado, como Pemex o CFE; deja abierta la posibilidad de que el pago por esta acción sea en ...
Trabajadores de la construcción realizan labores de remodelación en San Lázaro.
Trabajadores de la construcción realizan labores de remodelación en San Lázaro. (María José Martínez/Cuartoscuro)

México

El Senado alista un esquema de expropiaciones, contenido en la Ley de Hidrocarburos de la reforma complementaria en materia energética, sin distinguir si la medida beneficia a una empresa privada, a Pemex o a la Comisión Federal de Electricidad. También perfila que el pago de la indemnización sea en efectivo o en especie.

En el proyecto de dictamen que se discutirá hoy se define que la industria de hidrocarburos será de utilidad pública y las actividades de exploración y extracción se considerarán de interés social y orden público, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra actividad que implique el aprovechamiento de la superficie o el subsuelo de los terrenos afectados.

En el dictamen, circulado este fin de semana, se establece que procederá la ocupación o afectación superficial o la explotación de los terrenos necesarios para realizar actividades de la industria de hidrocarburos conforme la nación lo requiera.

Se precisa que incluso la industria minera tendrá que sujetarse a estas disposiciones y no podrá oponerse al tendido de ductos, cables o instalación de cualquier infraestructura en el área comprendida en la asignación, contrato para la exploración y extracción o permiso correspondiente, siempre que sea técnicamente factible.

De acuerdo con el petista Manuel Bartlett, si bien la ley y la Constitución prevén un sistema de expropiaciones, se trata de causas de utilidad pública para operar empresas estatales como Pemex y CFE; sin embargo, la diferencia con este proyecto es que “ya no será para el Estado, sino que se expropiarán tierras en todos lados para British Petroleum y otras empresas privadas”.

La vicecoordinadora del PRD, Dolores Padierna, aseveró que se trata de uno de los capítulos más “perversos e insólitos”, además de que resulta un contrasentido de esta reforma, pues se trata de “quitarle a los privados para darle a los privados”.

La legisladora señaló que se trata de un tema que generará hoy un amplio debate en la sesión de dictamen.

Se prevé que el Senado arranque este martes la discusión de los dictámenes de la reforma energética con la Ley de Hidrocarburos, pero no se pondrán a votación hasta que se hayan discutido los tres restantes que integran este paquete legislativo.

Por lo que toca al régimen de expropiaciones, en el artículo 98 se señala que la industria de los hidrocarburos a que se refiere esta ley es de utilidad pública.

“Procederá la constitución de servidumbres, la ocupación o afectación superficial o expropiación de los terrenos necesarios para la realización de actividades de la industria de hidrocarburos, conforme a la Ley de Expropiación y demás disposiciones aplicables en los casos que la nación los requiera”.

Asimismo, se propone que las actividades de exploración y extracción se consideran de interés social y de orden público, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la superficie o el subsuelo de los terrenos afectados por aquella.

En el capítulo cuarto del dictamen, relativo al “uso y ocupación superficial”, se establece que la contraprestación, los términos y las condiciones para la adquisición, uso, goce o afectación de los terrenos, bienes y derechos necesarios para realizar las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos serán negociados y acordados entre los propietarios, poseedores o titulares de dichos terrenos, bienes o derechos y los asignatarios.

Queja de opositores

Entre los partidos de oposición, principalmente el PRD y el PT, no tuvo aceptación el dictamen que preparan senadores sobre el nuevo esquema de expropiación, pues consideran que se privilegiará más a la iniciativa privada.

Manuel Bartlett, del Partido del Trabajo, dijo que la Constitución ya contiene un esquema de expropiaciones, pero los senadores quieren hacer una ley que no beneficie al Estado, sino a empresas extranjeras como Petroleum British.

Dolores Padierna, vicecoordinadora de la fracción perredista, aseguró que se trata de uno de los capítulos más perversos de la reforma energética, además de una ley que pretende “quitarle a los privados para beneficiar a los propios privados”.