Existe “evidencia sólida” de que los mataron: PGR

El Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck fue el que propuso y pidió la autorización al gobierno mexicano del uso del nuevo procedimiento para identificar los restos.
Peritos trabajan en fosa de Cocula
Lugar donde encontraron una fosa clandestina en Cocula (Víctor Hugo Michel)

México

La PGR cuenta con “evidencias sólidas” que demuestran que los normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados en el basurero municipal de Cocula por el grupo criminal Guerreros unidos, afirmó el titular de la dependencia, Jesús Murillo Karam.

El funcionario dijo a MILENIO que “hay evidencias físicas plenas de (que) uno (de los estudiantes perdió la vida en ese lugar, de acuerdo con los resultados entregados en diciembre pasado por la Universidad de Innsbruck); de lo demás tengo evidencias sólidas de que ahí fueron asesinados”.

Lo anterior lo declaró tras darse a conocer los resultados del último estudio del Instituto de Medicina Forense de la universidad austriaca.

Innsbruck notificó que no encontró cantidad útil de ADN que permitiera obtener un perfil genético en los estudios científicos aplicados a 16 restos hallados en Cocula, que se presume corresponden a los normalistas desaparecidos.

Al procurador se le preguntó sobre ese informe al término del Foro Nacional “Equidad para las víctimas en el debido proceso penal”, acto que organizó la Asociación Alto al Secuestro y al que asistió el presidente Enrique Peña Nieto.

El procurador respondió que el informe del instituto no debilita la investigación, porque le queda claro que en Cocula, Guerreros unidos mató al estudiante Alexander Mora Venancio, como se demostró con un estudio anterior.

Y reiteró que hay otras evidencias de que el resto de los normalistas también tuvo un fin trágico en el mismo lugar.

“Después de los resultados de la universidad me queda claro que ahí mataron por lo menos a uno (Alexander Mora); y las declaraciones, las pruebas y todo lo demás me hacen pensar que ahí los mataron”, puntualizó.

La Universidad de Innsbruck detalló que “el calor excesivo ha destruido el ADN y el ADN mitocondrial en los restos, por lo menos hasta el punto en que los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso”.

Sin embargo, el instituto dejó abierta la posibilidad de utilizar una tecnología novedosa llamada “Secuenciación Masivamente Paralela” (Massively Parallel Sequencing MPS), por su sigla en inglés, que puede servir como una herramienta útil para seguir investigando estos restos.

“Y (el instituto) nos pide autorización para procesar por el otro (Secuenciación Masivamente Paralela) las muestras que quedan. Nos pide autorización porque dice que en el procedimiento es posible que se agote”, manifestó el procurador.

No obstante, Murillo Karam afirmó que el nuevo estudio no va a desaparecer la evidencia, de acuerdo con la información que le ha proporcionado la universidad, pero al tratar de obtenerse mayor información de los restos, sí puede desaparecer una parte importante de ésta.

“Pero si la evidencia no nos da pruebas realmente, entonces no es evidencia; entonces ya autorizamos a Innsbruck que haga todo lo necesario para obtener todas las posibilidades”, señaló.

—¿Qué les dice a los padres, qué hay que seguir esperando?

—La verdad, no puedo mentir, lo que les tengo que decir es la verdad y la verdad es la que acabo de decir —enfatizó Murillo.

LA PROPUESTA AUSTRIACA

El nuevo método científico que propuso aplicar el Instituto de Medicina Forense de Innsbruck, y del cual pidió autorización a México para llevarlo a cabo a fin de determinar si los restos que tiene corresponden a los normalistas de Ayotzinapa, es una técnica que tiene ventaja sobre otras tradicionales.

Así lo explicó el jefe de Genética Forense y Atención a la Sociedad del Instituto de Medicina Forense, Martin Steinlechner, en el dictamen dirigido a Sara Mónica Medina Alegría, titular de la Coordinación General de Servicios Periciales de la PGR, en el que expresamente explican la existencia de la nueva técnica y piden a las autoridades mexicanas se autorice su aplicación.

En el informe, al que tuvo acceso MILENIO, se señala que el instituto tiene más de dos años de experiencia con tecnología MPS (Secuenciación Masivamente Paralela).

“Hemos secuenciado exitosamente el genoma mitocondrial completo de un cabello de un tamaño tan pequeño como dos centímetros, así como de restos humanos que tenían mil años de antigüedad”.

En el documento se menciona que la Secuenciación Masivamente Paralela (MPS) tiene un par de ventajas sobre los métodos de análisis tradicionales, incluyendo una sensibilidad más alta y un porcentaje más alto de éxito con ADN severamente degradado.

“La última observación se basa en el hecho de que el MPS puede arrojar resultados útiles con ADN degradado, lo cual no es factible con métodos habituales: cuando las muestras biológicas se exponen al calor, se destruye el tejido y se degrada el ADN.

“Las técnicas habituales no se pueden usar para analizar los fragmentos de ADN por debajo de 100 pares de bases, la MPS puede arrojar datos útiles con tan solo 50 pares de bases o incluso con menos. Este hecho puede resultar útil en su caso. No sabemos si quedó ADN o ADN mitocondrial en los restos, pero las probabilidades de recuperar exitosamente fragmentos más cortos de ADN que los más largos que hay y ciertamente merecen un intento. En conclusión, la MPS puede conducir a resultados positivos en el caso actual, mientras que el análisis convencional de ADN no tendría éxito”, indicaron.

Los doctores subrayaron que el nuevo método produce resultados auténticos aun en muestras en las que el análisis convencional de ADN falló al hacerlo.  


NECESARIA, UNA COMISIÓN DE LA VERDAD: PRD

El legislador perredista Fernando Belaunzarán se manifestó por crear una comisión de la verdad o, en su caso, una fiscalía especial para esclarecer la desaparición de los normalistas en Iguala, Guerrero, pues las dificultades para identificar los restos enviados a Innsbruck solo profundizan la desconfianza en la versión oficial del caso.

“No hay credibilidad en la versión oficial y necesitamos una de dos: o una comisión de la verdad o una fiscalía especial que dé confianza a todos; decía el Presidente de la República ‘superémoslo’, pero cómo vamos a superar algo de este tamaño si no hay verdad,  justicia, ni reparación del daño”, puntualizó.

Al respecto, el vicecoordinador panista, Marcelo Torres, se sumó al dolor de los padres de familia de los jóvenes desaparecidos y llamó nuevamente a las autoridades a esclarecer ése y los demás casos pendientes.

“Es lamentable que no tengamos en estos momentos una respuesta, en cualquier sentido, por parte de la Universidad de Innsbruck; sin embargo, lo que tengo también claro y entendido es que existen otros mecanismos, sí más complicados, para efecto de determinar la identidad de los restos que hoy se encuentran en un estado de descomposición que no permiten una rápida identificación”, dijo.
(Fernando Damián y Daniel Venegas/México)


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]