Exige PRD al SAT aplicar ley sin favoritismos para “amigos”

Dolores Padierna, vicecoordinadora del PRD en el Senado, emplazó al Servicio de Administración Tributaria a revelar la “lista negra” de contribuyentes con adeudos fiscales.  
Dolores Padierna
Dolores Padierna

Ciudad de México

La vicecoordinadora del PRD en el Senado de la República, Dolores Padierna, exigió al Servicio de Administración Tributaria (SAT) aplicar la ley sin distingos ni favoritismos para sus amigos y lo emplazó a revelar la “lista negra” de contribuyentes con adeudos fiscales.

Detalló que el monto de las deudas asciende a 668 mil 543.8 millones de pesos derivados de un millón 605 mil 381 créditos existentes hasta septiembre de 2013.

La legisladora precisó que el adeudo global de los contribuyentes se distribuyó en 409 mil 959.6 millones de pesos correspondientes a créditos controvertidos, es decir, 61.3 por ciento del total; 135 mil 596.6 millones, por concepto de créditos de baja probabilidad de cobro, y apenas 122 mil 987.6 millones de pesos por créditos factibles de cobro.

En conferencia de prensa, Padierna anticipó así la presentación de un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para solicitar a la Auditoría Superior de la Federación actualice las cifras de créditos fiscales al cierre de diciembre pasado.

Sostuvo, en ese sentido, que la estrategia fiscal del SAT no contribuye a la transparencia prevista originalmente en las modificaciones al Código Fiscal, pues los criterios para la publicación de las listas de contribuyentes incumplidos han sido hasta ahora absolutamente discrecionales.

“La actuación del SAT evidencia preferencia hacia algunos y ésta debiera enfocarse a los créditos no pagados, porque después de cinco años de no pagarse son condonados, y ahí está el grueso de los recursos públicos”, advirtió.

Consideró asimismo insuficiente la estrategia del organismo, por revelar información de los contribuyentes, en lugar de concentrar su desempeño en el fortalecimiento de la hacienda pública.

“Es regresiva y también inequitativa, porque está aplicando la ley a unos y no le aplica la ley a otros”, insistió.

Acusó igualmente al SAT de ineficiente por evadir su concentración en la masa de contribuyentes más importantes económicamente hablando, quienes se valen de los más diversos recursos para no pagar impuestos.