Ex colaboradores de Nati, detrás de la empresa beneficiada

De surtir gises para evento artístico pasa a proveedor de servicios de inteligencia.
Los aparatos se encuentran en las principales avenidas.
(Foto: Carlos A. Rangel)

Monterrey

Las sombras de tres exfuncionarios estatales que trabajaron con Natividad González Parás durante su administración se asoman detrás del entramado creado para el proyecto San Pedro Net y la polémica firma Thousand International Companies, (TICSA).

El 22 de septiembre de 2011, Rosy Loyola Castillo, directora de Vinculación Internacional con el ex gobernador del estado, requirió y compró sets de gises y protectores para rodillas, denominados knee pads a esta misma empresa.

Ella necesitaba esos artículos para el festival Bella Vía 2011, de la cual era directora y que todavía se realiza, con pagos hechos mediante transferencias de Banorte por 98 mil, 69 mil y 32 mil pesos, respectivamente.

El festival Bella Vía consiste en que una serie de artistas realicen pinturas efímeras sobre el suelo en algún punto determinado, generalmente utilizando gises de colores.

Anteriormente se realizaba en el Bario Antiguo, aunque sus últimas ediciones han sido en la plaza del astabandera, en el cerro del Obispado.

Un mes después, el 20 de octubre, la administración de Mauricio Fernández escogió sin licitación a esa misma empresa proveedora de gises y protectores para rodillas para surtir un equipo multimillonario de cámaras para San Pedro Net, proyecto transformado en una inversión por 448 millones de pesos, que ahora se sabe será de mil 165 millones a 15 años, al considerar los intereses.

Este año, el 17 de abril, Loyola adquirió acciones para convertirse en socia de la misma empresa que luego de vender gises y protectores para su festival estatal, ahora provee cámaras para a la administración sampetrina.

TICSA es la misma empresa en donde siempre estuvo el nombre de su hermano, Julio César Loyola, detrás de la sombra de un contador público de nombre Fernando Lopéz Arrón.

En el contrato aparece un tercer ex funcionario de la administración de González Parás en Nuevo León: José Artemio Chapa Maldonado, quien laboró en la consejería jurídica estatal.

Su nombre es visible en la documentación del proyecto como responsable de elaborar el contrato de asociación público privada de San Pedro Net, en poder de MILENIO Monterrey.

En el documento aparece otro nombre que “ajustó” el contrato: Ciro A. Espinosa Garza, primero director jurídico y luego asesor del ex alcalde Mauricio Fernández, según la página 32 del documento oficial.