"Felipe Calderón nunca tuvo apoyo de gobernadores"

Esther Quintana, diputada federal panista, condenó las declaraciones del líder nacional del PRI, César Camacho, quien dijo que hoy se están pagando los errores del PAN cuando estuvo en el poder.
Esther Quintana.
Diputada Esther Quintana (Especial.)

Saltillo, Coahuila

La diputada federal panista, Esther Quintana, reprochó las declaraciones que realizó el líder nacional del PRI, César Camacho, quien aseguró que se están pagando los errores que realizó el PAN cuando estuvo en el poder.

Ante esto, la legisladora argumentó que el gobierno de Calderón no tuvo el apoyo de los gobernadores, que en su mayoría eran priistas, característica que sí tiene Peña Nieto y aún así no se le ha hecho frente a la delincuencia organizada.

"Humberto Moreira nunca cooperó, entonces Peña Nieto por ser del mismo partido político pues sí tendrá ese apoyo"

Dijo que se deben unir fuerzas, sumarse los congresos y sobre todo la sociedad, ya que no es un problema exclusivo del Gobierno, además de mejorar los sueldos y capacitación de los policías, para evitar que caigan en la corrupción.

"Lo que deben de tener es buena memoria, toda la época de Felipe Calderón, que ha sido el único Presidente que enfrentó a la delincuencia organizada, no hubo cooperación por parte de los gobernadores de los Estados", afirmó.

"Humberto Moreira nunca cooperó, entonces Enrique Peña Nieto por ser del mismo partido político pues sí tendrá ese apoyo", declaró.

Expresó que los disturbios por los que ahora pasa México, son resultado de la falta de atención de gobiernos pasados, mucho antes de que gobernara el PAN, ya que no se hizo nada para evitar que la delincuencia ganara terreno.

Señaló que la población tiene miedo a denunciar, debido a que no se cuenta con corporaciones policiacas responsables que den cumplimiento a las denuncias de la ciudadanía.

Dijo que se debe mejorar el sueldo de los elementos y ante la creación del Mando Único que el Presidente Peña Nieto busca formar, se debe tomar en cuenta la capacitación y profesionalización de los policías.