Invita Peña a Eruviel a comer

El Presidente comerá con el gobernador del Estado de México mañana en Los Pinos, después de que el gobierno federal y estatal admitieran la necesidad de que fuerzas federales apoyen en seguridad.
El presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador del Estado de México en el anuncio de refinanciamiento de créditos de nómina para agremiados al SNTE (noviembre 2013)
El presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador del Estado de México en el anuncio de refinanciamiento de créditos de nómina para agremiados al SNTE (noviembre 2013) (Presidencia (Archivo))

Ciudad de México

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, y el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño, comerán mañana con el presidente Enrique Peña Nieto en Los Pinos.

La reunión se da después de que el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, declarara que la violencia que vive el Estado de México amerita el apoyo de fuerzas federales.

"Yo sí creo que hoy en día la situación que se está viviendo (de violencia) en el Estado de México, principalmente en las zonas Valle de México y oriente, amerita que sumemos todas nuestras capacidades, nuestros esfuerzos (del gobierno federal) con el gobierno del estado", dijo en entrevista con Carlos Marín, en El Asalto a la Razón en MILENIO Televisión.

Al día siguiente el gobernador de ese estado admitió que en estos momentos la entidad requiere el respaldo federal en seguridad.

"Me da mucho gusto que en sus primeras entrevistas (el comisionado) ha expresado su disposición de apoyar al Estado de México en estos momentos, en los que requerimos el respaldo, aun más, de las fuerzas federales".

A favor de que las fuerzas federales participen en las labores de seguridad del Estado de México se pronunció también esta semana el presidente Nacional del PRI y ex gobernador de ese estado, César Camacho.

Este jueves la secretaria de Seguridad Ciudadana del Estado de México, Rocío Alonso, informó que ya se solicitó oficialmente al gobierno federal reforzar su presencia en los municipios de mayor incidencia delictiva en el Estado de México, particularmente Cuautitlán Izcalli y la franja oriente.

"Lamentablemente la policía estatal es cuantitativamente deficitaria y se requiere de un incremento al número de sus elementos en un 30 y hasta 40 por ciento. La violencia no llegó para quedarse".

Alonso agregó que ya están en pláticas con el nuevo Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido y que se espera que en consideración con lo que también ocurre en otras entidades el Estado de México sea reforzado por elementos federales.