Espionaje de EU "agravia" a México: Felipe Calderón

El Departamento de Estado “se toma en serio” las preocupaciones de otras naciones, asegura su titular, Marie Harf.
El ex presidente mexicano publicó mensajes de molestia en las redes sociales.
El ex presidente mexicano publicó mensajes de molestia en las redes sociales. (Markus Schreit)

México

El ex presidente Felipe Calderón calificó de “agravio” a las instituciones mexicanas el espionaje que ejerció Estados Unidos en su gobierno, por lo que pidió a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) trasmitir su “enérgica protesta” a esas acciones.

El panista expresó en varios mensajes a través de su cuenta de Twitter su descalificación a esa práctica de la que fue objeto por parte de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) en 2010, como lo dio a conocer la revista alemana Der Spiegel, con base en documentos filtrados por Edwart Snowden, ex técnico de ese organismo.

Calderón señaló que estará atento a las gestiones de la cancillería y pidió que se exija al gobierno estadunidense que explique las acciones y deslinde responsabilidades.

En tanto, la secretaria del Departamento de Estado en Estados Unidos, Marie Harf, señaló que su país “se toma en serio” las preocupaciones de otras naciones y pidió que “estos supuestos informes” publicados por los medios no influyan en las relaciones bilaterales.

Aseguró que se discute en privado y “diplomáticamente” la procedencia de esos reportes, a fin de revisar lo que su gobierno está haciendo en la materia.

Der Spiegel reveló que la NSA entró en la cuenta de correo electrónico de Calderón y parte de su gabinete en 2010. A este incidente se suma el espionaje, en 2012, al entonces candidato Enrique Peña Nieto y nueve asesores.

Con base en los informes filtrados por el ex contratista de la NSA, la publicación alemana indicó que la agencia de espionaje estadunidense activó dos programas para vigilar a funcionarios mexicanos.

El primero se denomina Flatliquid para intervenir los correos electrónicos de Calderón y miembros de su gabinete, y el segundo es el Whitetamale para espiar a funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública.

Los documentos difundidos apuntan a que el espionaje continuaría de forma más “agresiva” sobre funcionarios mexicanos, aunque el semanario alemán sugirió que el acecho seguía en marcha.

“No hay elementos en materia de estrategia de comercio y de inversión que pudieran presentar alta sensibilidad”, consideró el secretario de Economía mexicano, Idelfonso Guajardo, en entrevista para CNN.

El funcionario dijo que los miembros del gabinete se comunican entre sí y con el presidente a través de canales tecnológicos habituales, y confió en que las áreas de seguridad del gobierno mexicano mantengan protegida la información.

“Los protocolos de seguridad los establecen las áreas responsables del gobierno y nosotros somos usuarios de esa tecnología (celulares, correos electrónicos). Las características de esa tecnología de protección a la comunicación son responsabilidad de las áreas de seguridad del gobierno”, agregó Guajardo.

Brasil, otro afectado

Los documentos filtrados por Snowden, quien se encuentra prófugo de la justicia estadunidense, revelan que el correo electrónico del ex presidente Calderón era utilizado por miembros de su gabinete. También indican que Brasil es otro de los países que ha sido víctima de la vigilancia por parte del país vecino.

El ex mandatario indicó en un tuit que la cancillería cumple su deber “exigiendo las investigaciones”, por lo que aseguró, que no haría más declaraciones.

:claves

Crítica legislativa

-El líder parlamentario de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, calificó de tibia, mediocre y timorata la posición del gobierno mexicano ante la confirmación de que Estados Unidos espió el correo electrónico del ex presidente Felipe Calderón y mensajes de Enrique Peña Nieto.

-“La cancillería y el gobierno mexicano han actuado como timoratos, como unos empleados indignos del gobierno estadunidense; no tienen dignidad ni aplomo, ni tampoco sobriedad republicana”, añadió.

-“Es una pena que lo soslayen, que lo generen, como si quisieran que rápido se pasara y dejar que nos siga espiando el gobierno de Estados Unidos. Es muy grave la reacción del gobierno mexicano, muy tibia”, remarcó.