“Espero que AMLO logre llegar a la Presidencia”: Alfonso Durazo

“Oceanografía es una muestra de Pemex como nodriza de la corrupción en el país; los moches se inventaron con Vicente Fox; nunca creeré del asesino solitario de Colosio”.
Alfonso Durazo Montaño, diputado por Morena.
Alfonso Durazo Montaño, diputado por Morena. (Gonzalo Ortuño)

Fue el más cercano a Colosio en el trabajo cotidiano. Se ocupó también como secretario en el gobierno de Fox. Ahora es diputado en el proyecto de AMLO.

¿Doce hermanos, diputado?

Sí.

¿Recuerda sus nombres?

Prácticamente de todos.

¿Usted de berrinches o sumisiones?

No, no, jamás. Desde pequeño supe que no tenía alma de peón.

¿Alguna vez lo vieron llorar?

Creo que muchas veces.

¿Alguna vez ha vuelto a llorar?

También, sin pena.

¿Aquí quisiera llorar?

Espero que no sea necesario.

Ya que pasaron las conmemoraciones de Colosio, ¿puede decir quién lo mató?

Siempre he dicho que es un crimen en el contexto de la lucha por el poder y, consecuentemente, es un crimen fraguado desde el poder.

¿Y sabe por qué?

La disputa por el poder presidencial es la madre de todas las batallas, por eso.

¿Igual piensa en un solo asesino?

Nunca. Me parece que es una salida sumamente cómoda.

¿Se pueden alterar los expedientes en este país?

¡No’mbre, los que quieras!

¿No será más colosista que Colosio?

No, no, quienes estuvimos con él debemos cumplir una responsabilidad con la investigación en virtud de que el crimen marcó a este país.

¿Eso todavía vende bien?

Mira, no es cuestión de que venda. Si hablas, eres viuda, y si no hablas, eres irresponsable.

¿Qué no triunfaron quienes lo mataron?

Yo creo que no triunfaron… no les salió bien todo el juego.

Volvamos, ¿es verdad que anduvo de ‘mojado’?

Un par de veces.

¿Qué hizo por allá?

Bueno, lavaba autos, trabajé en un restorán…

¿Vendió drogas?

No, no.

¿Trabajó como agente?

No, tampoco.

En fin, ¿político de principios?

Sí, trato.

¿Político de intereses?

No, no.

¿Político de oportunidades?

Tampoco, he dejado oportunidades en aras de seguir algunas convicciones.

¿Podría decirnos qué le dejó su paso con el PRI?

La cultura de la institucionalidad, serios en la disputa, en el ejercicio del poder.

¿Y su estancia con los panistas?

Trabajé en un gobierno panista que es muy diferente a estar en el PAN. Me dejó un conocimiento muy claro de la hipocresía en los políticos.

¿Y ahora con Morena?

Sí, pero siempre en lo mismo, en un proyecto de transformación democrática.

¿Ya no más le falta irse con los verdes, no?

No, no, jamás.

¿Dirá que está hecho de una sola pieza?

No, sería muy presuntuoso.

¿Es discreto hasta la complicidad?

No. Soy solo discreto. Y no tengo complicidades que callar. No, no las recuerdo.

¿Buen operador?

Creo que representó alguna de mis fortalezas en algún tramo del gobierno.

¿Leal?

Sin duda.

¿Lambiscón?

No, jamás.

¿Sus acciones han sido pensadas por sí mismas?

Invariablemente, no soy alfil de nadie, ni lo he sido ni lo seré.

¿De tan cercano al poder se habrá pensado obtenerlo de gratis?

Nunca el poder es gratis. Implica mucho sacrificio.

¿Secretario particular de dos grandes políticos?

Sí, sí.

¿Mucho qué decir?

No creo que sepa tanto como para guardar.

A ver, ¿qué hizo Fox con Oceanografía?

Para las fechas en que renuncié a Los Pinos no había tomado la dimensión que hoy tiene, aunque ya era un tema incipiente.

¿Oceanografía es solo una muestra?

Es una muestra de Pemex, como nodriza de la corrupción en el país.

¿Con quién más se corrompió?

No eran temas que estuvieran a mi alcance, ni en mi agenda.

¿Ya llegaban los moches desde entonces?

Los moches se inventaron desde 2003, cuando Fox no entendió que la Cámara podía revisar el presupuesto.

¿Y a usted cuánto le tocó?

Nada, ni me interesa.

¿Qué vio de los negocios de Marta Sahagún?

He leído mucho, pero no es un tema del que estuviera cercano.

¿Pedía cuotas o porcentajes?

No estoy enterado.

En fin, ¿Marta tiene algo que ver con negocios turbios en Pemex?

No lo sé, siempre se ha dicho, pero realmente y en honor a la verdad, no lo sé.

¿Y sus hijos?

Siempre se especuló sobre eso y sería irresponsable de mi parte señalarlo.

A propósito, ¿Fox ya impulsaba la mariguana?

No que yo recuerde.

¿Se drogaban?

No, no lo creo.

¿En serio Marta Sahagún quería ser presidente?

Esa parte la tuve muy clara. Había en el entorno gente que estimulaba esa idea.

¿Y desde cuándo eso le afectó?

Nunca me afectó, pero sí me pareció una pretensión indebida. La Presidencia ya no debe ser para principiantes.

¿Y debe ser solo para hombres?

No, por supuesto que no.

¿Y no ha pensado que nos hubiera ido mejor con ella que con Calderón?

No, con Calderón nos fue muy mal, pero es un asunto de principios el hecho de que la esposa del presidente pueda ser sucesora.

¿Qué PRI llegó con Peña?

Un PRI totalmente corrido a la derecha.

¿Visos de autoritarismo?

Muchos.

¿Solo les queda adueñarse del INE?

Pues está en proceso.

¿Eso es retroceso?

Sin duda un gran retroceso respecto a la autonomía del INE.

Vuelvo, ¿también se sintió presidente desde chiquito?

No. Habiendo tenido la oportunidad de estar cerca del poder, en algún momento debí haberlo pensado, pero ya es tarde.

¿Y sabe qué secretario particular lo ha logrado?

Ninguno. Los secretarios particulares de un presidente no tienen futuro.

¿Usted lo tiene?

Espero reconstruirlo, y en eso estoy.

¿Y ya le dijeron que no podrá ser ni gobernador?

Es un escenario difícil; sin embargo, Morena debe tener candidato en Sonora.

¿Ya le informaron que Ana Gabriela Guevara le ganó la carrera?

No me sorprende, es una persona con una imagen mediática vigente.

¿Tiene más carisma que usted?

Es probable.

¿Y desde cuándo la democracia se resuelve por encuestas?

Eso no es democrático, es una perversión porque la popularidad no tiene que ver con la capacidad.

¿Qué está negociando?

Nada que negociar, porque si negocias no tiene sentido llegar a ser gobernador.

Habría que convencer primero a Beltrones, ¿no?

Yo no. Habrá otros que sí tendrán que hacerlo.

Parece que los sonorenses andan sueltos…

Desde hace rato.

¿Los revolucionarios del norte?

Nooo. Ojalá, porque los revolucionarios tenían un proyecto de país.

A balazos llegaron…

A balazos llegaron, a balazos los sacaron, esperemos que no sea el caso.

Entonces, ¿intentará ser senador?

No lo tengo claro, pero sí es una responsabilidad que me gustaría.

¿Parace que se le acaban las opciones?

Cada vez y tiene que ver un poco la edad, el ánimo y de dejar espacio a los jóvenes.

¿Ni opciones para secretario?

No, no, ya pagué mi cuota de secretario particular.

¿Ha ofrecido sus servicios a Martí Batres?

Bueno, en lo que he podido le he servido como presidente de la organización.

¿También se sueña como presidente?

¡Eso no lo sé!

Sería como golpear a Dios en Semana Santa, ¿no?

No lo sé, no lo sé.

Hablando de orfandades, ¿adónde va Morena?

Morena es el único espacio político que tiene posibilidades de crecer.

¿Qué busca?

El poder.

¿De cuánto será la bolsa?

Bueno, esa es una parte de lo mucho que se requiere para hacer trabajo político.

¿Las movilizaciones los harán ricos?

No. Esperemos que quienes participemos en Morena no tengamos como fin llegar al poder para hacernos ricos.

¿Eso es esperanza?

Poca… pero no debo perderla.

Por cierto, ¿de qué vive AMLO?

Muchos hacemos aportaciones y él ha declarado que tiene un sueldo de Morena.

¿Y cómo está?

Lo veo muy bien en términos de salud, cuando menos.

¿Ya tiene plan AMLO por si muere?

Me parece una pregunta muy adelantada.

¿No instruye a su hijo?

Su hijo está en proceso de formación, cercano a esa causa y es legítimo.

A propósito, ¿Bejarano ha abandonado a AMLO?

No he visto a Bejarano en Morena.

¿Y a Mancera?

Bueno, tampoco, tampoco.

¿Tienen plan por si pierde el DF?

Espero que no lo pierda.

¿Pensará que AMLO será presidente?

Lo buscará de nuevo y espero que lo logre.

¿Y usted su secretario particular?

No. Cuando AMLO tuvo posibilidades de ser presidente nunca estuvo sobre la mesa, ni creo que lo esté.