Con abrazos y selfie, Cordero se despide del Senado

Unas horas antes de que el Senado le concediera la licencia a su cargo, Ernesto Cordero paseó por el recinto despidiéndose de sus compañeros legisladores.

Ciudad de México

Unas horas de que solicitara licencia a su cargo, el senador panista Ernesto Cordero, no solo hizo campaña dentro de su partido sino su promoción llegó al PRD con su amigo Miguel Barbosa, coordinador de ese partido en el Senado, quien inclusive le levantó la mano en señal de triunfo.

En su último día con escaño previo a la contienda por la dirigencia nacional panista, Cordero se paseó por el recinto despidiéndose de sus compañeros legisladores.

En el patio del pleno, se encontró a Barbosa a quien cuestionó si le daría un discurso de despedida: "te voy a hacer llorar", respondió el perredista.

"No, qué te pasa", dijo Cordero.

Enseguida Barbosa tomó la mano izquierda del panista y la levantó agitándola.

"Ya le dije que si me acepta que vaya yo a su registro voy, aunque no sé si le perjudique o le ayude", comentó Barbosa, mientras Cordero lo abrazaba continuamente.

"Me ayuda mucho, quienes son tus candidatos, el ingeniero y tu servilleta o que", dijo el aspirante a la presidencia del PAN.

A lo que atajó el coordinador perredista: "Pus a huevo".

Senado acepta licencia de Cordero 

El pleno del Senado aprobó la licencia solicitada por el panista para buscar la dirigencia nacional de su partido.

Luego de sendos discursos y de manera unánime, los partidos votaron en favor de otorgar dicho permiso al legislador.

Los coordinadores y senadores de distintos partidos reconocieron la labor de Cordero al paso por la presidencia de la cámara alta, como coordinador del PAN y como senador. Inclusive, su líder de bancada, Jorge Luis Preciado, con quien ha tenido fuertes diferencias.

No obstante, Preciado pidió a Cordero que haga una campaña de propuestas y no de descalificaciones.