PAN necesita un dirigente 'de a pie'

Durante su visita a Torreón, el candidato a la presidencia de Acción Nacional, Ernesto Cordero remarcó que es necesario un líder cercano a los militantes.
Ernesto Cordero visitó Torreón y Saltillo la semana pasada.
Ernesto Cordero visitó Torreón y Saltillo la semana pasada. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Con la intención de conquistar y aglutinar los esfuerzos de los panistas en todo México, Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva que se postulan respectivamente como Candidato a Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN y como Secretario General del Partido, visitaron Torreón.

Promueven que serán funcionarios “de a pie” de este partido, que reconocen, ha tenido un  declive.

¿Es más complicado competir en un escenario como el que se tiene en este momento,  en donde el PAN ya no está gobernando al país y las posiciones que se están  disputando son más pequeñas?

Ernesto Cordero (E.C.): Es una contienda democrática y estamos muy entusiasmados  precisamente por lo que mencionas. El PAN en estos últimos tres años se ha venido encogiendo, haciendo chiquito.

Perdimos la Presidencia de la República y quedamos en tercer lugar. De nueve estados que gobernábamos, hoy gobernamos cinco. Tenemos menos diputados federales, menos senadores. Gobernamos 180 alcaldías menos que los que gobernábamos hace tres años.

Por eso estamos muy entusiasmados ante la posibilidad real, que está ahí, de cambiar la  dirigencia del PAN y volver a darle esa mística esa entereza, esa dignidad al PAN y volver a ser una alternativa real de gobierno.

¿De quién es la culpa de haber perdido todos esos escaños que está mencionando?

E.C: A estas alturas del partido, como dicen por ahí, 'haiga sido como haiga sido', ya ni siquiera vale la pena buscar quien es responsable.

Fueron tres años donde el partido electoralmente se hizo pequeño y ahora lo que nos tiene que entusiasmar es cambiar, retomar el rumbo, el destino y que el PAN vuelva a crecer.

¿Qué pasa pues con el partido? Ustedes defienden esta idea de que “somos muy democráticos”.

E.C: Sin duda alguna, la esencia del PAN son ciudadanos libres que militan en el partido y  toman decisiones por voluntad propia. Esa sigue siendo la esencia del militante del PAN, y estamos muy orgullosos.

Pero tienes razón, ha faltado liderazgo, árbitro, que se respeta la vida estatutaria del PAN, los reglamentos, el estatuto que nos rige y que haya reglas claras.

Por eso cuando no hay reglas claras, cuando no hay árbitro, cuando no hay liderazgo, cada  que hay un proceso interno, acaban las cosas de la manera contraria a como originalmente se pensaron.

Esa característica que los define, la democracia, la libertad de sus militantes en la toma de decisiones, ¿no será lo que les está perjudicando precisamente; no pudieran haber caído ya en un libertinaje?

Juan Manuel Oliva (J.M.O.): Yo creo que va a ser la fortaleza de este proceso electoral interno. Por primera vez, 220 mil panistas van a tomar la decisión de nombrar al dirigente nacional. Y

esta será una gran oportunidad. El PAN necesita una dirigencia de a pie, una dirigencia que venga al municipio a dialogar con los militantes, a levantar un estado de ánimo, a trabajar por una unidad de propósito.

¿Cómo son los panistas de a pie?

J.M.O: Son los que trabajamos en los comités municipales, los sub-comités, en los comités  seccionales, y el PAN ha perdido su fortaleza en ese sentido.

Necesitamos volver a hacer que el PAN sea una fuerza electoral por sí sola, que tenga una estructura en las 140 mil secciones de la República Mexicana, que construya sub-comités municipales, y fundamentalmente que vuelva a establecer el diálogo con la sociedad mexicana que se ha perdido.

Pero también hay una aristocracia en el PAN de Coahuila. Hay un grupo encabezado por Guillermo Anaya Llamas, Jesús de León Tello, Marcelo Torres Cofi ño, Fernando  Gutiérrez, Luis Fernando Salazar. Y hay quejas de pronto de las bases de que ese grupo es el que ha estado militando en el partido ocupando posiciones, siendo diputados,  senadores, aspirantes a la presidencia municipal y que no ha salido un poco más. ¿Qué diría en ese sentido?

E.C: Por eso es tan importante que en este proyecto que estamos construyendo haya una dirigencia muy cercana a la militancia, para poder detectar y abrir los espacios de participación

a todos. Creo que en el PAN caben todos. Todo aquel que tenga y coincida en los valores y principios del PAN, tenga una manera honesta de hacer política y quiera participar por vocación de servicio y sin querer sacar un beneficio personal de la política, es bienvenido al PAN, y ahí cabemos todos.

Y por supuesto que hay liderazgos importantes como los que mencionas, pero hay liderazgos.

nuevos que quieren crecer, que quieren oportunidad, que quieren un espacio, que han ganado un espacio en los sub-comités y son líderes naturales que merecen una oportunidad y por eso es importante como dirigente, ser capaz de detectar esos liderazgos, abrir a una participación democrática real, una participación democrática que de unidad, no que divida, y que estos liderazgos puedan emerger.

Y nos va a caer bien, yo creo que al PAN le hace falta una oxigenación.

Ernesto, hace algunos años lo entrevistábamos y venía persiguiendo la candidatura del partido rumbo a la presidencia de la República. Josefina Vázquez Mota fue la elegida, zierde esta elección. ¿Qué pasa con Ernesto Cordero?

E.C. Yo estoy muy entusiasmado en esta oportunidad, muy agradecido con el PAN. He tenido  la fortuna de tener responsabilidades públicas importantes y las he cumplido bien y de manera honesta, y yo le agradezco al PAN, que es el partido en el cual he hecho política, que me haya dado esa oportunidad.

Y quiero regresarle al PAN un poquito de eso que me ha dado. Veo un partido desdibujado, carente de mística, un partido que en lugar de ser ese contrapeso que en estos momentos la democracia mexicana requiere, se ha convertido en una oposición complaciente y aplaudidora. Que no señala omisiones y errores del gobierno que son muy graves.

Creo que al PAN y a México no le sirve un papel tan acomodado con el gobierno como lo tiene en este momento la dirigencia del PAN, y yo quiero contribuir un poco a la democracia, quiero contribuir un poco con mi partido.

¿Extraña a la gente que cuando llegaba a la Comarca Lagunera lo vitoreaba?

E.C: Sigo teniendo muy buenos amigos en La Comarca, en Torreón. Le tengo un gran aprecio  a la ciudad de Torreón.

Usted vino un día después de que Jesús de León fue derrotado como candidato a Presidente Municipal de Torreón. Pudo haber ido con Isidro a Saltillo, quien obtuvo un triunfo fuerte. ¿Por qué venir a Torreón con Chuy?

E.C: Primero porque estoy convencido de que Chuy hubiera sido un excelente presidente municipal. Y sentí que la militancia de Torreón necesitaba un apapacho, un respaldo después de haber hecho una gran campaña, el momento es estar con aquellos donde desafortunadamente por alguna razón o por otra, el resultado no fue el esperado.

A Isidro le mando un abrazo, es amigo y que le vaya muy bien. Pero yo creo que el momento, con los amigos y los compañeros de partido, hay que estar

en las malas y en las peores.

Ya ve que dicen que en política los amigos son de mentiritas y los enemigos son de verdad. ¿Madero es su amigo o su enemigo?

E.C: Madero es mi compañero de partido.

Hay que estar preparados para ser o para no ser. En caso de que sean tienen que tener claramente dirigido el panorama. ¿Cuál es el panorama que desde la dirigencia nacional, o desde la cúpula nacional, pueden ver de Coahuila?

J.M.O: Que es un estado que puede ser una reserva del PAN electoralmente. Aquí existe un partido que puede despuntar. Necesitamos definir y perfilar la posición del partido, una posición de oposición.

Aquí el PAN tiene que dar una lucha tremenda contra ese autoritarismo, contra ese gobierno que endeuda a la sociedad de Coahuila, a favor de esa sociedad que quiere un cambio.

Creo que aquí está a punto de cambiar de signo político el gobierno del estado y la misma entidad. Y el PAN tiene que convertirse en una fuerza potente. Vendríamos nosotros a fortalecer al partido en su estructura, trabajando de forma permanente una agenda social, de reconstrucción de la economía de Coahuila, un proceso de unidad que sería importante trabajar y tejer en esta entidad.

Con una estrategia con el Congreso, y a través de las alianzas, ahora resulta que el PRI  se pudiera quedar con todas las diputaciones, y el PAN podría alcanzar cuando menos una diputación plurinominal, ¿a los panistas, les pasó de noche?

E.C. Por eso es tan importante tener un PAN entero, bien preparado en los temas y con  fundamento técnico, porque es una cosa que debería preocuparnos enormemente, sobre todo en un estado como Coahuila, que fue precisamente por ese avasallamiento en el Congreso local del PRI, donde se permitieron atrocidades económicas como los 36 mil millones de pesos con los que endeudó Moreira al estado de Coahuila y a las generaciones futuras.

No hubo un contrapeso democrático que pudiera impedir, supervisar, pedir rendición de cuentas. Imagínate, los 36 mil millones de pesos ahí están, ahí siguen.

Me parece la verdad muy preocupante, por eso es importante tener partidos de oposición fuertes y serios.

Hay un ánimo en los panista de La Laguna, de que solamente hay grupos especiales, los  grupos notables que tienen acceso a las diputaciones, candidaturas, alcaldías, senadurías. Son seis, y en Durango se reducen a dos. ¿Cómo acabar con eso y darle juego a la demás gente que probablemente tenga capacidades, no en la función pública, pero sí en los ideales que pudiera tener el partido?

J.M.O: Yo creo que el PAN tiene que abrirse. Platicando en los 18 puntos que estamos  ofreciendo a los panistas, tenemos una convocatoria: afilia a tres mejores que tú. El PAN se va a agotar si no entiende que debemos preparar a las nuevas generaciones, si está apostando a pocas figuras la formación.

Al menos en Coahuila, el PAN se agota, porque hay cuatro notables que se disputan entre ellos las candidaturas y no dan oportunidad a los demás.

J.M.O: Es el momento de dialogar y platicar. El PAN de Coahuila y de México tienen un gran reto: ser un partido de jóvenes. Sólo el 5% del padrón es juventud. Once mil panistas de 220 mil, y eso no es un mensaje bueno para el PAN y hay que resolverlo.

E.C: No solo se trata de abrirles la puerta a mexicanos y mexicanas talentosos que quieran participar en el PAN, sino también abrir oportunidades a los que ya están.

Y eso de decir una dirigencia de a pie, que esté en contacto con los comités, que esté viajando, que se reúna con ellos, es parte de esto, detectar estos liderazgos emergentes, de verdad, reales y abrirles las puertas.

¿Qué pasa ahora? Desde su oficina en avenida Coyoacán en el D.F., el Presidente del partido ve una encuesta que quién sabe quien hizo, y toma decisiones, tira línea, designa, impone candidatos y toma decisiones que agravian a la militancia que tiene liderazgo real en la calle, en las banquetas, en las colonias, y no está permitiendo generar nuevos liderazgos.

J.M.O. Y un agregado: la revisión permanente del padrón electoral y poner una cartilla no solamente de derechos, sino también de obligaciones del militante que debe de cumplir al año.

¿Qué hacer con el PAN de Torreón? Cosas concretas y no retóricas nacionales Ernesto.

E.C: Yo creo que el panismo de Torreón es un panismo muy fuerte que sufrió un duro revés en la última elección a Presidente Municipal, a pesar de haber tenido un muy buen candidato que hubiera sido un buen presidente municipal, perdimos.

Entonces yo creo que lo que necesita es recuperar la mística, el orgullo, y no es retórica. Tu párate en una reunión el Comité Directivo Municipal y verás un gran desánimo, si es que llegan los panistas a la convocatoria que hagas.

La lucha por la libertad, por mejores condiciones para los mexicanos sigue ahí. Siguen en Torreón. Torreón necesita un buen presidente municipal. No llegan inversiones a Torreón desde hace años.

Hay que recuperar también a todos aquellos que se fueron del partido, decirles que vale la pena seguir siendo parte de esto.

¿Será una agencia de colocaciones el PAN en este momento en Coahuila?

E.C. Hay que evitar que eso suceda. Hay un desgaste brutal de las dirigencias estatales con respecto a la militancia y no están donde tienen que estar, es triste que estén nuestros dirigentes escondidos en nuestras oficinas y que nada más salgan cuando hay que aplaudirle a Peña Nieto.