Vence plazo para presentar quejas de entrega-recepción

La Auditoría Superior del Estado, informó que los alcaldes tienen hasta el 15 de febrero para denunciar anomalías financieras y administrativas ante la Contraloría interna e incluso al MP.
Una vez concluido el proceso de entrega-recepción, se establece un plazo para que sea verificado y constatado.
Una vez concluido el proceso de entrega-recepción, se establece un plazo para que sea verificado y constatado. (Aldo Cháirez)

Saltillo, Coahuila

El 15 de febrero vence el plazo para que los alcaldes en funciones presenten quejas y denuncias por irregularidades tanto financieras como administrativas, encontradas en el proceso de entrega - recepción que tuvieron con sus antecesores, dijo el titular de la Auditoría Superior del Estado, Armando Plata Sandoval.

“Lo que se da de las reuniones entre entrante y saliente es un acto protocolario para el cumplimiento de la ley y dentro de los 30 días hábiles a partir de esos actos se deben presentar los señalamientos”, añadió.

Una vez concluido el proceso de entrega-recepción, se establece un plazo razonable para que sea verificado y constatado por la administración entrante lo que hay en las actas, los discos o el sistema digital.

A partir de la información que reúnan, los nuevos alcaldes tienen la opción de recurrir a la Contraloría interna e incluso al Ministerio Público (MP).

“Están facultados para presentar denuncias ante la Auditoría, para aspectos que tuvieran que considerarse en materia de fiscalización de cuentas, pero también tienen toda la facultad para romper una cuenta pública y presentar una modificada en un momento determinado”, añadió.

“En el caso de las demandas, si son por responsabilidades administrativas la Contraloría Municipal está facultada para establecer las sanciones correspondientes y si son aspectos resarcitorios o penales se van directamente con la Procuraduría General de Justicia del Estado”, sostuvo.

Los alcaldes que iniciaron funciones el 1 de enero deben considerar aspectos importantes como las fechas de las cuentas por pagar, a fin de que todas correspondan al último ejercicio fiscal, es decir del 2013.

“Otro punto muy importante es la relación de bienes muebles e inmuebles. Hemos puesto a disposición de todas las administraciones entrantes una base de datos de las adquisiciones y las bajas que contablemente están registradas desde el año 2002. Es un elemento de información que ellos pueden tener”, informó.

La Auditoría Superior del Estado, recomendó a las nuevas autoridades municipales que se respete la conclusión de los trabajos de los despachos externos contratados por las administraciones salientes, hasta en tanto no se presente la cuenta pública.