Entrega buenas cuentas Ana Bertha Silva

Ana Bertha Silva sabía que no venía para quedarse, fue enviada por la dirigencia nacional para apagar un "fuego" y logró controlar las llamas.
Ana Bertha Silva cumplió con su labor como dirigente provisional.
Ana Bertha Silva cumplió con su labor como dirigente provisional.

Guanajuato

Ana Bertha Silva sabía que no venía para quedarse.

Fue enviada por la dirigencia nacional para apagar un "fuego" y logró controlar las llamas.

Ocupó el cargo de dirigente provisional durante unas semanas, las suficientes para cumplir la encomienda.

Se reunió con todos los grupos y corrientes del tricolor del terruño. Escuchó a los alcaldes de este partido y a los legisladores. Aclaró, limpió, puso les reglas.

El PRI necesitaba de una figura para poner orden y ayer entregó un reporte impecable.

La ahora ex dirigente provisional del PRI de Guanajuato hizo cuentas: "Cero incidencias, cero impugnaciones", presumió a César Camacho, líder nacional del partido.

Visiblemente conmovida habló del trabajo que se hizo en Guanajuato.

"Los resultados que hoy conocemos del ambiente en que se desarrolló la jornada son producto del esfuerzo y compromiso con la democracia que caracteriza al priismo", señaló.

Le dio el mérito a los de casa y ondeó la bandera de la democracia.

"Solo me resta decir gracias a Guanajuato por esta elección, gracias a Guanajuato por permitirme estar con ustedes", habían de ser las últimas palabras que dirigiría ante el priismo guanajuatense como lideresa provisional.