Hay que quitarle el delito grave a portación de mariguana: Velázquez

“La maldad” con la que siempre se ha abordado el tema en torno a la mariguana es parte de lo que se tiene que modificar de entrada para poder hacer una buena regulación de este enervante, platica ...

Guadalajara

La Ley de Atención Integral al Consumo de la Cannabis es una iniciativa que presentaron los diputados locales del Partido de la Revolución Democrática en esta semana y uno de ellos, Enrique Velázquez, da detalles de lo que realmente se tratará la iniciativa.

 

JB: ¿Qué escenarios ves en este debate, en esta discusión?

EV: Yo creo que fue bien recibida la iniciativa en todos los medios de comunicación, creo que la actividad en redes sociales y lo que está viendo la gente es mucha información acerca de lo que debe de ser en Jalisco un gran debate que nos permita decidir sobre políticas públicas. Yo identifico, como diputado de izquierda, un problema social. Soy diputado de un estado laico y tengo la obligación de identificar estos problemas y proponer alternativas de solución para evitar que sigan las políticas de combate a las drogas, este combate frontal, desde mi punto de vista equivocado, que inició Felipe Calderón, siga siendo un problema de criminalización a los jóvenes. Tenemos en el último año 146 mil personas criminalizadas en el país por posesión de pequeñas cantidades de droga y esto nos habla de una falta de atención porque estamos metiendo a la cárcel a personas que no necesariamente son traficantes, que no la venden, que no están siendo los grandes capos, sino que son consumidores y estamos dejando a mucha gente por mucho tiempo en la cárcel. El sistema penitenciario está prácticamente rebasado en el país, hay una sobrepoblación en Jalisco particularmente de 175 por ciento; de estos, el 40 por ciento de los reos son por consumo de droga; un reo te cuesta al año 54 mil pesos mientras que a un estudiante se le invierten 14,400 pesos, esto quiere decir que es poco menos de una tercera parte que metemos en educación y le invertimos más a estar atendiendo los penales. Un problema de seguridad debe atenderse con inteligencia como lo han hecho países desarrollados, debemos de entrar al debate informados, debemos de proponer alternativas de solución y uno de los asuntos novedosos que tenemos en esta iniciativa, desde mi punto de vista, es que va a haber una consulta pública. Va a ser la primera en su tipo en el estado de Jalisco y sin duda nos va a permitir saber la opinión de la gente en torno a esta iniciativa que atiende esos dos aspectos.

 

JB: ¿Qué propone la ley en sus puntos medulares?

EV: Dos aspectos. Uno tiene que ver con términos médicos y terapéuticos, aprovechando a la ciencia, a la medicina. Estados Unidos tiene 22 estados que tienen permitido el uso médico y terapéutico de la **cannabis, algo han visto los gringos en los avances, en las bondades que tiene la mariguana para estos tratamientos que aquí no los estamos viendo y los estamos desaprovechando; sin embargo hay algunos estados que están legalizándola también para fines recreativos. Nosotros estamos planteando que en México se pueda ya utilizar para enfermos terminales, para personas que tienen sida, para personas que están con problemas de epilepsia, con glaucoma, porque hay tratamientos muy específicos en otras partes del mundo que pueden ayudar a disminuir el dolor, pero también a curar enfermedades. El otro aspecto tiene que ver con elevar el gramaje. Actualmente la mariguana está legalizada en el país, se permite portar cinco gramos, nosotros estamos planteando que se pueda ampliar a 30 gramos. ¿Cómo va a ayudar esto? Quitándole el aspecto de delito grave. Ahorita portar mariguana es un delito grave, vas directamente a la penal, vas al ministerio público, te consigna, vas a un juez y después de mucho tiempo te dice “gracias, aquí estuviste ocho meses, un año” y dejamos a la gente, por pequeñas dosis, mucho tiempo en la cárcel.

 

JB: Además el expediente se lleva en la Procuraduría General de la República.

EV: Es un delito federal y si lo agarran comprando, ya es narco, o sea, no nomás es la posesión sino que es narcotráfico; y si lo agarran consumiendo, como tampoco está permitido, también va a la cárcel. Entonces no hay ninguna diferenciación entre los grandes capos que traen 100 o 200 kilos con los que traen 20, 30 o 50 gramos, eso es un error de nuestro sistema penal.

 

JB: Sin embargo, yo veo en la ley que falta esta parte del abasto, no se están proponiendo dispensarios ni dónde se venda; esto, de aprobarse, incrementaría las llamadas “narcotienditas”.

EV: No, al contrario, no tendría por qué incrementarlas. Lo que tenemos nosotros en esta iniciativa es que para términos médicos y terapéuticos se permita el autocultivo, para los enfermos. En el caso del gramaje es un poquito no hacer caso, como no saber, tal como está ahorita, no identificar de dónde viene, pero no criminalizar la portación. Eso creo que nos ayudaría a despresurizar las cárceles, te puedo poner el ejemplo de Colorado: aumentó su recaudación, bajó sus índices de delincuencia, incluso hasta las personas que fueron detenidas antes de la aprobación y ahora con la aprobación, con respecto a ese indicador, manejando bajo los influjos de la **cannabis se redujo en un 12.8 por ciento.

 

JB: Sí, nada más que en la parte de la recaudación, esta iniciativa no alcanza porque no prevé los comercios, no prevé la industria de la mariguana.

EV: No, nosotros no hemos entrado a ese tema, creo que es un buen paso, yo en política creo que nunca es “o todo o nada”, creo que si empezamos con quitarle la satanización a la mariguana, que se le quite todo este escenario de maldad, de daño, de perjuicio en que tenemos identificado al mariguano o a la mariguana, vamos a poder lograr otros pasos importantes para poder llegar a hacer una excelente mezclilla, a poder hacer papel con la **cannabis, que actualmente eso no está permitido.

 

JB: ¿Será definitivo el resultado de esta encuesta que se hará por allá del mes de septiembre para el futuro de la iniciativa en el Congreso?

EV: Sí, claro que sí porque ese va a ser un referente particularmente para que los diputados puedan tomar una decisión a la hora de votar. ¿Cuál es el problema? Los diputados actualmente buscan no quedar mal con las mayorías, con el electorado, creen que con una iniciativa como esta se pierden votos; yo no estoy pensando en los votos, no estoy pensando en las próximas elecciones, estoy pensando en qué vamos a hacer con las próximas generaciones.