Alfaro echó a perder ‘Tlajo’, ahora quiere hacer lo mismo con GDL: Camacho

César Camacho reconoce que la alcaldía de la capital de Jalisco es uno de los grandes retos del PRI a ganar en los comicios próximos de junio 2015.
“Parece sugerir que cree que Tlajomulco le está escriturado”, dijo César Camacho, sobre Enrique Alfaro.
“Parece sugerir que cree que Tlajomulco le está escriturado”, dijo César Camacho, sobre Enrique Alfaro. (Miguel Ángel Puértolas)

Guadalajara

Tras reconocer que la elección para la alcaldía de Guadalajara representa un reto para el PRI, el dirigente nacional del tricolor, César Camacho Quiroz, acusó al candidato del Partido Movimiento Ciudadano (PMC), Enrique Alfaro, de querer echar a perder la ciudad que pretende gobernar. En entrevista para MILENIO durante una gira por el estado de Jalisco, Camacho Quiroz aseguró que saben bien su lugar en las encuestas, pero que no es tiempo de “arrugarse”.

¿Cómo ve el panorama para el PRI en Guadalajara?

Yo creo que quien tuvo la oportunidad de ser alcalde, además de tener un desempeño deficitario, sus acciones, su posición parece sugerir que cree que el municipio de Tlajomulco le está escriturado.

¿Estamos hablando de Enrique Alfaro?

Por supuesto, ya echó a perder Tlajomulco, ahora quiere echar a perder Guadalajara, lo que olvida es que los jaliscienses, la gente de la Zona Metropolitana de Guadalajara tiene memoria, sabe quién es y nosotros nos vamos a encargar de que no lo olvide.

Guadalajara lo veo como un reto y de grandes proporciones, porque sé lo que pesa (…) porque tenemos números, porque también tenemos encuestas sabemos dónde estamos.

Primero, aquí nadie se arredra. Aquí nadie se arruga, para decirlo en términos muy mexicanos; al contrario, todas esas cosas se convierten en una motivación, en un desafío y, bueno, en vez de lamentaciones o dolencias, pues hay que ponernos a trabajar, a diseñar estrategias inteligentes, a ejecutarlas, a mantener nuestra actitud legalista, lo que nos da legitimidad nos dará con qué pedir que los demás, empezando por Enrique Alfaro, se sometan a la ley. Yo creo que de esa historia todavía no vemos los últimos capítulos.

Para usted ¿qué sigue?

Están enterados de cosas que se han puesto al descubierto, complicidades económicas que se han convertido en asociaciones delictuosas y la suspensión que trae, el llamado amparo que dice no le va a durar toda la vida a uno de sus colaboradores y cómplices.

Es evidente que hay una hebra, de una larga cuerda, que señala de dónde vienen los recursos de PMC. Y cómo es que un asunto tan noble como es la provisión de medicinas, que abona a la salud de los jaliscienses, se ha pervertido y convertido en un acto delictuoso que ya se mostró la punta del iceberg. Yo creo que hay muchas cosas que todavía van a ocurrir y se van a poner al descubierto para que la gente conozca de cuerpo entero quién es Enrique Alfaro y sus cómplices.

¿Qué impacto tendrá para el PRI la difusión de los audios en los que se escucha al magistrado Leonel Sandoval incitando a presuntos actos de ilegalidad para apoyar al partido?

El partido no necesita un elemento que no sea correcto o ilegal para ganar, esta fue una manifestación personalísima de alguien que aunque pudiera simpatizar con nuestra causa, no formó ni forma parte de la estructura dirigente del partido. Es un incidente que para nosotros ya quedó en el pasado (…) ese es un asunto aislado, encapsulado, resuelto. Una golondrina no hace verano.

¿Qué mensaje se pretende dar con el nombramiento de Arturo Zamora cuando se tuvo la percepción que tanto el gobernador Aristóteles Sandoval y el dirigente del PRI, Hugo Contreras, tuvieron mano en la designación de candidatos?

Aristóteles Sandoval es un miembro distinguido y respetado por el PRI, pero es un agente que no se ha involucrado en el proceso interno. Ahora bien, siendo tan fuerte la clase política jalisciense, para el CEN es motivo de beneplácito haber contado siempre con la disposición de Arturo Zamora para trabajar (…) ocupa una de las dos secretarías pilares del PRI y hoy en muy pocos días está involucrado y con las riendas firmes en este radical asunto de las elecciones.