Energías limpias en viviendas y zonas habitacionales beneficiarán a la economía familiar: Pedro Porras

El diputado federal del PRD Pedro Porras Pérez adviertió que el desmesurado y dependiente consumo de los combustibles convencionales fósiles han producido graves problemas de contaminación. 
Pedro Porras Pérez, diputado federal del PRD.
Pedro Porras Pérez, diputado federal del PRD. (Cortesía)

Pachuca

El diputado federal del PRD Pedro Porras Pérez aseguró que las llamadas "energías limpias" en las viviendas y zonas habitacionales benefician no sólo al medio ambiente, sino también a la economía de las familias mexicanas, por lo que las dependencias y entidades públicas deben intervenir para fomentar su uso.

El uso de estas energías limpias –explicó-- es cada vez más necesaria dado que el desmesurado y dependiente consumo de los combustibles convencionales fósiles como carbón, petróleo y gas han producido graves problemas de contaminación.

"México –reconoció- ha realizado importantes progresos técnicos y jurídicos al implementar la estrategia nacional para la transición energética y el aprovechamiento sustentable de la energía que fundamenta la ley para el aprovechamiento de energías renovables y el financiamiento de la transición energética".

El congresista señaló que mediante esta estrategia se deberán impulsar políticas, programas, acciones y proyectos encaminados a conseguir una mayor utilización y aprovechamientos de las fuentes de energías renovables y las tecnologías limpias que promuevan la eficacia y sustentabilidad energética, a fin de reducir la dependencia de los hidrocarburos como fuente primaria de energía.

Desde esta perspectiva, subrayó que "con la adición de un párrafo al artículo 71 a la Ley de Vivienda se posibilitará el aprovechamiento de todas las ecotecnologías que existen y que puedan existir en el futuro en la construcción de viviendas, ya sea como energía térmica solar, fotovoltaica o como los sistemas pasivos de la arquitectura solar para crear confort térmico". Estas ecotecnologías –como los dispositivos ahorradores de agua, luz y gas-- son servicios básicos para la vivienda, afirmó.

También dijo que en documentos de estudio del Congreso de la Unión se ha coincidido en que durante los próximos 10 años los cambios en la estructura por edades de la población propiciarán que cada día sean más los jóvenes en edad de formar nuevas familias y que, por lo tanto, necesitarán vivienda.

"Este inminente crecimiento esperado de la demanda de vivienda –enfatizó-- requerirá de un enorme esfuerzo para satisfacer dichas necesidades, particularmente de la población de menores ingresos. Una de las tareas prioritarias del país en los próximos años será redefinir el papel de los organismos nacionales de vivienda para que se pueda hacer frente al déficit habitacional".

De manera complementaria, será necesario desarrollar un sistema de subsidio general para que la población de bajos ingresos pueda tener las condiciones para adquirir una vivienda a precios accesibles. Este esquema de subsidio debe considerar la capacidad económica y esfuerzo de ahorro previo, de tal manera que combine, con espíritu de equidad, el ingreso y el ahorro con la magnitud del subsidio.

Pedro Porras concluyó en que ahora le corresponderá a las dependencias y entidades responsables de los créditos de viviendas realizar todas aquellas acciones necesarias para informar a la población del beneficio de estas ecotecnologías, para que a pesar de que se genere un monto adicional en el otorgamiento de los créditos respectivos, a largo plazo se obtendrá un mayor beneficio por la utilización de estos dispositivos.

"En este sentido, se tienen que buscar todas aquellas alternativas que disminuyan el costo de la instalación de los dispositivos. Las y los trabajadores de aquellas regiones bioclimáticas no aceptarán la instalación de los mismos si se les incrementa de manera considerable su crédito, por lo que no sólo será responsabilidad de los beneficiarios su instalación, sino de las dependencias y entidades responsables, para el éxito de estas medidas que contribuirán a la disminución del gasto familiar y la contaminación".