Endurece Congreso sanciones por venta de inhalantes a menores

Los senadores aprobaron con 90 votos a favor las reformas a la Ley General de Salud, con las que se pretende elevar hasta 15 años de prisión ese delito.
Archivo Milenio
(Cuartoscuro)

Ciudad de México

El Senado aprobó con 90 votos a favor las reformas a la Ley General de Salud, con las que se pretende elevar hasta 15 años de prisión la venta de inhalantes a menores, al equiparar ese delito con el de corrupción. El decreto se turnó al Ejecutivo para su promulgación.

En tribuna, la senadora priista y autora de la propuesta, Cristina Díaz, explicó el contenido del decreto, al señalar que con estas modificaciones toda aquella persona que venda o suministre a menores de edad o incapaces, substancias que se encuentren comprendidas dentro de los supuestos a que se refieren las fracciones IV y V del artículo 245 de esta Ley, serán acreedores a una pena de 7 a 15 años de prisión.

En el dictamen se destaca que los inhalantes pueden encontrarse en diversos productos como gasolinas, anestésicos, limpiadores, pegamentos, aerosoles, adhesivos, productos de limpieza, thinner para disolver pinturas, cosméticos, repelentes, fármacos anginosos, odorizantes de ambiente, entre otros.

La reforma establece que violar esta disposición será equiparable al delito de corrupción de personas menores de dieciocho años de edad o quienes no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo.

En tribuna, Cristina Díaz informó que de acuerdo a reportes del Consejo Nacional Contra las Adicciones, poco más de 3.5 millones de individuos de 12 a 65 años de edad de todo el país, han probado alguna droga ilegal, como marihuana o cocaína.

Asimismo, la edad promedio del primer uso de estos productos es a los 12 años, y aproximadamente dos millones de adolescentes entre los 12 y 17 años reportan que han usado productos inhalables por lo menos una vez en su vida. Y que entre 1994 y 2000, el número de consumidores aumentó en más del 50 por ciento.

En su turno, el senador perredista Adolfo Romero apoyó la aprobación de esta reforma, al resaltar que es preocupante el fácil acceso que tienen los jóvenes a los inhalantes. Hizo notar que, inclusive, han proliferado las fiestas donde se consumen y que terminan en riñas y violaciones “con estopas de colores impregnadas con inhalables por un costo de solo 5 pesos y pasan a ser de preferencia”.