El partido de actores y pastores

Hugo Éric Flores Hernández, dirigente nacional de Encuentro Social, ha trabajado lo mismo para priistas, como Ernesto Zedillo; que para panistas, como Felipe Calderón, o con Marcelo Ebrard.
En 2006 fue sancionado e inhabilitado por la Función Pública.
En 2006 fue sancionado e inhabilitado por la Función Pública. (Jorge Carballo)

México

Hugo Éric Flores Hernández preside uno de los tres nuevos partidos que el Instituto Nacional Electoral avaló el 9 de julio de 2014. Su trayectoria profesional se resume con su licenciatura en derecho y su doctorado en la Universidad de Harvard. Pero en cuanto a carrera política, ésta comenzó hace 16 años y se ha caracterizado por ser plural. Por ejemplo, inició como asesor del ex presidente Ernesto Zedillo en 1999. Fue oficial mayor de la Secretaría del Medio Ambiente, en 2006, durante el gobierno del ex presidente Felipe Calderón. Y en 2012 se desempeñó como director general dentro de la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal en la administración de Marcelo Ebrard. Además en el Poder Legislativo ha figurado como diputado federal suplente por el PRI y senador suplente por el PAN.

Se dice que como agrupación política formada en 2003, Encuentro Social desarrolló vínculos religiosos con diversas iglesias de tipo evangélico y protestante, e incluso hay rumores de que Flores Hernández fue o es pastor en una de ellas. En todo momento él ha negado ambas cosas, mas no sus creencias personales, que desde 1999 lo relacionaron directamente con Rosi Orozco (activista contra la trata de personas) y su esposo, Alejandro Orozco (vinculado con la iglesia Casa sobre la roca y ex director del Inapam en el pasado sexenio).

El primer logro de esta agrupación fue obtener su registro como partido estatal en Baja California (2006), seguido de varios intentos por obtener el mismo resultado en Tamaulipas, Chiapas, Nayarit y Chihuahua (entre 2009 y 2011).

A partir de que logró su registro como partido nacional (con 309 mil afiliados), recibió financiamiento público: 35 millones de pesos de agosto a diciembre de 2014 más acceso a difusión en radio y televisión. Para este año su presupuesto será de 78.2 millones de pesos por concepto de actividades ordinarias permanentes, más 23.4 mdp para campañas electorales, más 3.5 mdp extras para actividades específicas relacionadas con la educación e investigación. Y 15.6 mdp más para financiamiento de la franquicia postal, con 69 mil 400 pesos adicionales para la telegráfica. Total: 121.5 mdp.

Encuentro Social se ha autodenominado como el "partido de la familia", por lo que en febrero anunció que parte de su plataforma electoral será la creación de un instituto nacional exclusivo para el desarrollo de este grupo humano.

En su página web resumió su oferta política con el lema "Cien razones" para incrementar su número de adeptos. Sin embargo, de éstas, solo publicó 50 relacionadas con los rubros de familia, economía y desarrollo regional. Las otras 50, vinculadas a temas de educación, transparencia, seguridad, derechos humanos y medio ambiente, están en blanco y con la leyenda: "Muy pronto conocerás 10 razones más para elegir Encuentro social".

Sus candidatos a elegir, asegura, "son ciudadanos honestos y no políticos corruptos". De éstos, señala que cuatro de cada cinco nunca habían participado en política "y 21 tienen alguna discapacidad física". En su página de Facebook, Flores Hernández afirma que "Encuentro Social postulará a indígenas, discapacitados y creyentes de una fe, personas que han sido privadas de sus derechos políticos por motivos de raza, condición física o creencia, para integrar un grupo parlamentario de los que no tenemos voz en México".

Hace dos meses, MILENIO dio a conocer que este partido lanzó una convocatoria radiofónica buscando candidatos para poder crear una reserva de aspirantes a jefes delegacionales, diputados locales y federales que puedan competir en los próximos comicios del 7 de junio.

Desde hace un mes el presidente de este partido ha recorrido varios estados del país para reunirse con los comités estatales de Veracruz, Oaxaca, Sinaloa, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro y Tlaxcala. El pasado 14 de abril, desde Coatzacoalcos, emitió un comunicado de prensa en el que aseguró: "Tenemos la certeza de que vamos a conservar el registro como partido y superaremos el 3 por ciento que se requiere, así lo demuestran las encuestas, por lo que nos convertiremos en una fuerza emergente real".

Controversias públicas

Días antes de que el INE avalara la creación de este partido, la revista MX difundió que Hugo Eric Flores Hernández sostuvo reuniones con ministros religiosos como parte de su asamblea nacional constituyente. La información publicada refiere que el ministro Luis Miguel Morales Alba (de la iglesia Caminos de verdad y vida) participó en la asamblea que se celebró en Guanajuato. Mientras que en Querétaro asistió el ministro Alejandro Soria Sánchez de la iglesia cristiana Vida y libertad.

Hubo dos reuniones más que fueron canceladas por razones desconocidas. Una se llevaría a cabo en el Distrito Federal con el ministro Alejandro Martínez López (de la iglesia de Dios peña horeb) y otra en Veracruz, con Jehú Báez Martínez (adscrito a la congregación cristiana de Testigos de Jehová). El INE no tomó en cuenta esta información.

Por esas mismas fechas El Universal publicó que Flores Hernández, tras su paso de apenas siete meses como oficial mayor de la Semarnat en 2006, fue sancionado por la Secretaría de la Función Pública e inhabilitado para ocupar un cargo como funcionario en la administración pública hasta 2020. Sin embargo, en recientes entrevistas con medios de comunicación, el ahora presidente del partido aceptó los hechos y aseguró que enfrentó seis procesos legales en los que demostró su inocencia, por lo que, dijo, se le exoneró de toda responsabilidad administrativa alguna.

Entre 2009 y 2011 la prensa documentó que durante el sexenio de Calderón, Casa sobre la roca trabajó con el gobierno federal en diversos programas asistenciales, y además se reveló que en 2006 apoyó la campaña presidencial del entonces aspirante panista.

En cuanto a promoción en medios de comunicación, Encuentro Social designó durante enero y febrero al actor Alejandro Camacho (aspirante a diputado federal). Pero desde marzo su lugar fue ocupado por Héctor Suárez, otro actor.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]