Encabeza Valdés su última sesión al frente del IFE

El consejero presidente destacó los avances que se han hecho en el Instituto y confió en que éste seguirá trabajando a pesar de que a partir de mañana le faltarán 5 integrantes.
Última sesión de Valdés al mando del IFE
Última sesión de Valdés al mando del IFE (Notimex)

El consejero presidente del Instituto Federal Electoral, Leonardo Valdés, que hoy concluye su mandato constitucional confió en que aunque el IFE se quedará mañana con solo 4 consejeros seguirá trabajando igual.

"El IFE seguirá trabajando, el IFE no se detendrá... Las 5 vacantes que a partir de mañana habrán en el IFE no impedirán que se tomen decisiones y los 4 consejeros harán un buen trabajo para continuar con la organización de los siguientes procesos electorales", dijo al iniciar la sesión del Consejo General en la que los consejeros salientes están emitiendo mensajes en tono de despedida.

Leonardo Valdés destacó los avances que se han hecho en el Instituto que estuvo a su cargo y celebró que ahora los partidos políticos propongan la creación de un Instituto Nacional de Elecciones porque, consideró, es una muestra de las responsabilidades que ha tenido en sus manos el IFE.

Valdés reiteró que el IFE es mucho más que su Consejo General, postura que secundó el consejero saliente Alfredo Figueroa, que al iniciar su discurso de despedida dijo que ser consejero fue uno de los más grandes privilegios que ha tenido.

En su despedida, el consejero Francisco Guerrero, destacó que en el Instituto se valora el papel del diálogo y se aprecian las diferencias y dijo que ser consejero representó la experiencia más grata y compleja de su vida.

La consejera saliente, Macarita Elizondo, dijo en su discurso de despedida que además de las satisfacciones, la institución le absorbió el alma.

"Esta institución en la que estamos da muchas satisfacciones, (pero) absorbe el alma... Estamos dedicados dentro y fuera en cada proceso electoral a estar ubicables, a que estemos presentes si se nos necesita"...

Dijo que aprendió a que la lleve del suministro del trabajo la cerraba por la noche y celebró que después de 287 sesiones en 5 años, siempre tuve un esposo y una hija que comprenden su compromiso laboral.

Macarita Elizondo hizo referencia a que su oficina era incómoda y se despidió diciendo que su conciencia está tranquila.

Los cuatro consejeros que se van son Leonardo Valdés, Alfredo Figueroa, Macarita Elizondo y Francisco Guerrero. A partir de este 31 de octubre quedarán 5 vacantes porque desde principios de año el consejero Sergio García Ramírez renunció al cargo.