En riesgo, el Congreso Nacional Politécnico

“Después del movimiento estudiantil de 2014, el instituto se ha empecinado en seguir un método que a la larga lo seguirá alejando de su más grande pendiente: una reforma jurídica, administrativa y ...
El ex titular del Instituto Politécnico Nacional.
El ex titular del Instituto Politécnico Nacional. (Omar Franco)

México

En sus 79 años y en la búsqueda de su reconfiguración, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) sigue una ruta que puede resultarle bastante riesgosa: la realización del Congreso Nacional, advierte el ex director Miguel Ángel Correa Jasso.

Considera que, después de la coyuntura del movimiento estudiantil de 2014, el instituto se ha empecinado en seguir un método que a la larga lo seguirá alejando de su más grande pendiente: una reforma jurídica, administrativa y académica.

"Después de la coyuntura, la tarea central, que es el congreso, yo veo que los tiempos como que se nos están saliendo de las manos, y en la medida que esto avance y no se concreticen cosas, el riesgo de que no se lleve a cabo aumenta.

"Es una ruta muy larga la que yo veo ahí, muy larga y llena de peligros, llena de riesgos, y el mayor riesgo es justamente en que termine en nada. De entrada y siendo crítico, el camino de solo trabajar entre la dirección general y un grupo de jóvenes para definir cuál va a ser el derrotero para definir el congreso, sacar los resultados del congreso, mandarlos hacia el Congreso de la Unión, se torna muy tortuoso, muy difícil hacerlo así como yo lo estoy observando", expone.

Correa Jasso advierte que el instituto no se ha recuperado de un movimiento que le pudo haber costado alrededor de tres mil millones de pesos durante los casi tres meses que duró el paro escolar.

"No sé si el Poli ya alcanzó el fondo de la crisis o todavía le falta... Todavía no está recuperado completamente y con una pérdida de tiempo de muchos meses, de recursos", afirma.

El egresado de economía del IPN comenta que a la institución le urge emprender las modificaciones a su organización, de lo contrario, podría seguir con las inercias que hasta ahora lo han mantenido con trabas importantes para su operación desde la estructura orgánica.

Alerta de que dar espacio para discusiones en torno a la realización de un congreso puede abrir la oportunidad para que grupos de poder sigan buscando tener injerencia en la toma de decisiones del instituto.

Sin aventurarse a señalar algún partido como responsable de las recientes movilizaciones del instituto, Correa Jasso argumenta que más allá de los señalamientos que se han hecho sobre la operación del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el IPN, es cierto que hay grupos políticos que seguirán aprovechando cualquier coyuntura para sacar provecho a sus intereses.

Ante ello, exhorta a autoridades federales para que analicen la ruta que se ha trazado el Politécnico en los últimos meses.

"A mí no me consta de algún partido en particular, lo que sí es que si un partido le metió dinero al Politécnico por alguna vía, tenía que sacarlo, ¿con poder? ¿Con recursos? Vaya usted a saber, es especulación, pero es la lógica que yo veo. Es triste que los partidos quieran sacarle raja a las universidades de esa forma.

"Yo hago una convocatoria al Presidente, al secretario de Educación para que reflexionen en esta línea y allanen el camino, lo otro está lleno de peligros que a nadie le convienen. De nueva cuenta meter al instituto en paros, en conflictos, inclusive en riesgos de golpes y quién sabe qué más cosas, esa siempre es una caja abierta, apetitosa para los partidos, no lo permitamos", demanda.

Para Correa Jasso, la mayoría de la comunidad estudiantil, académicos e investigadores, están ya inmersos en sus labores, aunado a que la dinámica de mesas entre autoridades del IPN y representantes de la Asamblea General Politécnica (AGP) han propiciado que la intención de llegar al Congreso Politécnico comience a desdibujarse.

Quien fuera director general de 2000 a 2003 señala que el instituto debe transitar de ser un órgano desconcentrado a uno descentralizado para que desarrolle sus actividades sustantivas sin las trabas burocráticas impuestas desde el gobierno federal.

Por ejemplo, ser responsable del uso de los recursos que el Congreso de la Unión le asigna y no entregar los recursos autogenerados a la Secretaría de Hacienda.

Correa Jasso presume el proyecto de reforma que él impulsó cuando era director general y propone que sea el documento base con el que se pueda iniciar el debate sobre la búsqueda de la autonomía del IPN.

EGRESADOS

Egresados del IPN acusaron que se les está dejando fuera de la discusión del Congreso Nacional Politécnico, por lo que exhortaron a los estudiantes y autoridades a abrir el diálogo entre todos los integrantes de la comunidad.

Marco Antonio Méndez Cuevas, presidente del Consejo Nacional de Egresados del IPN, dijo que de lo contrario se daría una construcción parcial del órgano que dictará la nueva forma de gobierno del instituto.

INJERENCIA

En octubre de 2014 MILENIO publicó que el estudiante Daniel Antonio Rosales, de la ESIA Zacatenco, es cercano a Morena.

El alumno de Ingeniería Civil quien, desde el templete, tomó la palabra en el diálogo del 30 de septiembre del año pasado con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aparece registrado en la página electrónica de este partido como miembro de la Red Social.

Asimismo, es un participante activo en el Comité de Morena Jóvenes y Estudiantes en el IPN y no ha dejado de participar en la Asamblea General Politécnica.

Este órgano de representación estudiantil ha insistido que es apartidista.

Preseas

-Hoy, el Presidente Enrique Peña Nieto entregará en Los Pinos la Presea Lázaro Cárdenas 2015, que premia la excelencia de la comunidad politécnica.

-En la categoría de Profesores e Investigadores, será entregada al doctor José Manuel Hallen López, ingeniero metalúrgico y maestro en ciencias en ingeniería metalúrgica de la Esiqie.

-En la categoría de Egresados, la recibirá el maestro Raúl Rojas González, licenciado y maestro en matemáticas; posee la maestría en Economía por la UNAM y el doctorado en economía y ciencias sociales por el Instituto Otto Suhr de la Universidad Libre de Berlín.